Elecciones 2018: Colombia elige presidente

hace 13 horas

Irlanda ignoró advertencias de Comisión Europea sobre riesgos de su economía en 2001

Así lo indicó el director general de Asuntos Económicos y Financieros de la Comisión Europea, Marco Buti.

Irlanda ignoró en 2001 las advertencias de Bruselas respecto al "sobrecalentamiento" de su economía, siete años antes del colapso de sus finanzas, afirmó el director general de Asuntos Económicos y Financieros de la Comisión Europea (CE), Marco Buti.

El dirigente comunitario efectuó esas declaraciones durante una comparecencia en Dublín ante el comité parlamentario que investiga la actuación de las autoridades irlandesas para salvar entre 2008 y 2009 a los principales bancos del país, en bancarrota tras el estallido de la burbuja inmobiliaria.

Según Buti, la CE detectó la primera señal de alarma al estudiar un borrador de unos presupuestos generales diseñados en 2001 por el Gobierno irlandés de esa época, marcada por el espectacular crecimiento económico de un país al que se conocía entonces como el "Tigre Céltico".

Al comienzo de la crisis, el Gobierno de entonces, en el poder entre 1997 y febrero de 2011, invirtió hasta 64.000 millones de euros en el rescate de los bancos, pero, ahogado por esta deuda, se vio obligado a pedir en 2010 un programa de ayuda a la Unión Europea (UE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI) por 85.000 millones de euros.

El actual Ejecutivo, de coalición entre conservadores y laboristas, abandonó con éxito el rescate internacional en diciembre de 2013, según la troika de inspectores de la CE, el Banco Central Europeo (BCE) y el FMI.

El Ejecutivo comunitario, recordó hoy Buti, observó "claras señales de sobrecalentamiento" en una economía alimentada con "presupuestos expansivos" y, ante la previsible llegada de "problemas macroeconómicos", Bruselas lanzó el 24 de enero de 2001 una "advertencia crítica" para que el Gobierno, entre otras medidas, moderase el gasto público.

"Como algunos de ustedes recordarán, este consejo no fue muy bien recibido en Irlanda. No se llevó a cabo. Además, muchos profesionales de la economía ridiculizaron a la Comisión, acusándonos de que optábamos por fijarnos en los decimales en vez de reconocer la fortaleza de la economía irlandesa", afirmó Buti.

El directivo de la CE insistió en que existieron "claras inconsistencias" entre los "planes presupuestarios del Gobierno", por un lado, y las "orientaciones en materia de política económica ofrecidas por el Consejo Europeo".

Buti atribuyó a las autoridades reguladoras nacionales, con el Banco Central Irlandés (ICB) a la cabeza, parte de la culpa del desastre económico que llevó a Dublín a pedir el rescate en 2010.

"Dábamos por hecho que estaban haciendo su trabajo concienzudamente", dijo el dirigente comunitario sobre el regulador irlandés, el cual "no reconoció ni corrigió los riesgos asociados al 'boom' de la vivienda y el crédito". 

Temas relacionados