Jalisco, primer estado mexicano de regula servicios de transporte a través de aplicaciones

Se quiere pasar a implementar servicios como Uber y CityDrive.

Diputados del occidental estado mexicano de Jalisco aprobaron reformas a la Ley de Movilidad estatal para regular los servicios de transporte mediante aplicación móvil como Uber y CityDrive, que los obligará a pagar permisos de operación e incluir el cobro en efectivo a sus clientes.

Con la reforma, aprobada por unanimidad, las Empresas de Redes de Transporte (ERT) deberán pagar 35.000 pesos (2.016 dólares) por el permiso de operación y 1.600 pesos (92 dólares) anuales por cada vehículo, además de contar con un seguro de cobertura amplia.

Las unidades no deberán de tener más de cinco años de antigüedad y podrán ofrecer el servicio en un periodo no mayor a ocho años, preferentemente en la Zona Metropolitana de Guadalajara, capital del estado, aunque también podrán hacerlo en otros municipios.

Luego de más de seis meses desde que la Comisión de Movilidad presentara la iniciativa y tras 30 horas de debate, los legisladores aprobaron una modificación de último minuto para incluir la opción de que los usuarios paguen en efectivo o con tarjeta de crédito.

De acuerdo con el diputado independiente Pedro Kumamoto, esta modalidad se incluyó para poner en "el centro de la legislación a las y los usuarios, sin menoscabar las condiciones laborales de los transportistas".

En el dictamen también se aprobó que las ERT deberán destinar el 1,5 % de sus ingresos para conformar un fondo verde y podrán ofrecer el servicio sin restricciones en la cantidad de vehículos ni de los lugares donde puedan recoger al cliente, incluso si existe un servicio de taxis convencionales cerca.

De acuerdo con Alejandro Hermosillo, presidente de la mesa directiva del Congreso estatal, la reforma busca dar "garantía" a los ciudadanos de que van a tener "mayores certezas" al utilizar estas empresas de transporte.

En un comunicado, la empresa Uber afirmó que "Jalisco está haciendo historia" con la reforma, que "preserva los derechos de los ciudadanos a escoger opciones seguras y confiables para movilizarse".

La regulación "provee oportunidades de ingreso a miles de socios conductores que conducen en la plataforma de Uber", afirmó la empresa, que ofrece sus servicios en Guadalajara desde hace dos años y que se dice confiada "en que esta regulación estimule esfuerzos similares alrededor del mundo".

El pasado 8 de marzo unos 2.500 conductores de taxis convencionales paralizaron el centro de Guadalajara para exigir que no se regulara a servicios como Uber y CityDrive.

Además, en diversas ocasiones se habían registrado agresiones de parte de taxistas hacia conductores de ese tipo de servicios, tanto en la central de autobuses como en el aeropuerto de la ciudad.

Tras la manifestación, el miércoles pasado el Gobierno de Jalisco anunció un programa de financiamiento para renovar y modernizar los taxis convencionales con una bolsa de 100 millones de pesos (5,8 millones de dólares), que permitirá a conductores con mayor antigüedad la compra de nuevos vehículos no contaminantes, y el otorgamiento de hasta 1.000 permisos.  

Temas relacionados
últimas noticias