Japón fortalece inversiones en Colombia

Este año se han concretado ocho iniciativas en áreas como alimentos y minas.

Foto: Héctor Sandoval Duarte


Durante las últimas cinco décadas, la relación económica y de amistad entre Japón y Colombia no sólo se ha tejido con diplomacia. También, se ha construido con café. Este producto ha estado presente en la dinámica comercial binacional. Ahora, en un momento en el que el país da señales de tener un mejor clima de negocios, las inversiones niponas están buscando pista para poder aterrizar en tierras colombianas. Así lo manifestaron este lunes empresarios y diplomáticos en el Octavo Comité Económico Conjunto Japón-Colombia.

Y muestra de ello es que, según el embajador de Japón en Colombia, Kazuo Watanabe, recientemente se concretaron inversiones de ocho compañías japonesas en sectores como energía y alimentos. “La economía colombiana y la japonesa son muy complementarias. Hay que terminar algunos puntos logísticos”, explicó el funcionario quien dijo que la presencia de firmas provenientes de su país en territorio colombiano ya supera las 70 (en 2005 no había más de 40 compañías).

Entretanto, la embajadora colombiana en Japón, Patricia Cárdenas, cree que las oportunidades para fortalecer la relación entre las dos naciones son cada vez mayores. "Hay un acuerdo económico entre los dos países cerca de aprobarse en el Congreso de Colombia y en el parlamento japonés. Esto elimina barreras facilitando la inversión y el comercio".

Agregó que la nipona Mitsubishi Corporation está trabajando con Ecopetrol en un proyecto de biocombustibles y que Mitsui –otro de los grandes inversionistas de ese país-, también tiene intereses para incursionar en el campo de la minería. Además, la agricultura y otros renglones de la energía, según Cárdenas, son interesantes para los empresarios.

Según explicó la embajadora, las inversiones directas de Japón en Colombia en el primer semestre de este año llegaron a US$10 millones. Entretanto, las cifras del Banco de la República muestran que entre el año 2000 y julio de 2013, el flujo inversionista nipón en el país ascendió a US$167 millones. Por otra parte, las exportaciones nacionales a Japón no superan los US$400 millones y un 60% de estas, corresponden a café.

"Es deseable que se mejoren las balanzas y que Colombia encuentre productos más competitivos de cara al mercado japonés. Esta reunión conjunta entre empresarios impulsa acuerdos que facilitan el intercambio", comentó el gerente general de la Federación Nacional de Cafeteros, Luis Genaro Muñoz, quien estaba a lacabeza de la delegación empresarial colombiana, en la que también se encontraba Bruce Mac Master, designado presidente de la Andi. "Infraestructura, minería y empresas de servicios públicos también son de interés", agregó.

"Nuestro país debe jugar el rol de punto de contacto entre la Alianza del Pacífico y Asia. Hay indicios de profundización de la economía entre los dos países porque se pasa de productos como flores y café, a minerales", manifestó frente a los empresarios japoneses, el presidente del Comité Económico Conjunto Japón-Colombia, Yorihiko Kojima.