Japoneses buscan bonos extranjeros

Está sucediendo desde que el Banco Central de ese país relajó su política económica.

Las compras de yenes han sido lideradas por fondos de apalancamiento y no por inversionistas individuales. / AFP
Las compras de yenes han sido lideradas por fondos de apalancamiento y no por inversionistas individuales. / AFP

Los inversionistas japoneses se han convertido en compradores netos de bonos extranjeros por primera vez desde que el Banco de Japón relajó drásticamente su política económica, reversando una tendencia reciente y motivando una mayor debilidad del yen.

Según los analistas, al unirse a los fondos de apalancamiento extranjeros y otros inversionistas no japoneses que han estado vendiendo en masa los activos basados en el yen, los inversionistas japoneses podrían ayudar a extender el declive del yen con respecto al dólar, al euro y a otras monedas.

El viernes, la divisa japonesa bajó mucho más respecto al nivel psicológicamente importante de 100 yenes frente al dólar. Para el mediodía en Londres el dólar había aumentado más de 1% con respecto al yen, para llegar a 101,72 yenes, su nivel más alto desde el colapso de Lehman Brothers en 2008.

“Las primeras señales concretas de flujos hacia fuera de dinero real japonés han sido por lo menos detectadas para el nuevo año fiscal (desde el 1º de abril)”, dijo Garreth Berry, un estratega de UBS.

Los corredores de moneda extranjera dijeron que el yen tenía la capacidad de tener un debilitamiento significativamente mayor, porque muchos fondos de apalancamiento habían cerrado o reducido su comercio en corto de yenes durante las últimas semanas.

Los fondos de apalancamiento estaban esforzándose por volver a iniciar estos comercios el viernes, según los corredores en Londres y Nueva York. Los corredores de Société Générale reportaron una ola de interés por parte de los exportadores japoneses, que buscaban apalancar su exposición fuera de Japón. No obstante, los corredores de JPMorgan dijeron que la mayoría de las ventas en yenes todavía estaban lideradas por fondos de apalancamiento, en lugar de inversionistas japoneses domésticos.

“El 90% de la venta de yenes ha sido por parte de especuladores. Todavía no hay el flujo entrando al mercado que necesitamos ver por parte de los inversionistas japoneses. Creemos que 100 será el detonante que necesitamos para ver cómo se mueve ese dinero”, dijo Richard Usher, un importante corredor de divisas de JPMorgan, en Londres.

“El mercado casi que se ha rendido con respecto a sus esperanzas en el comercio. Muchas personas que han tenido posiciones largas durante todo el año las han cortado en las últimas semanas. Ahora, todas estas personas se están preparando para regresar”.

Las cifras que fueron publicadas el viernes por el Ministerio de Finanzas de Japón arrojaron que los inversionistas japoneses compraron 204.000 millones de yenes más de bonos extranjeros de lo que vendieron durante la semana que terminó el 27 de abril, luego extendieron las compras a 310.000 millones de yenes netos la siguiente semana, en la que también se convirtieron en compradores netos de acciones extranjeras.

Temas relacionados