Juegos para la memoria

Un libro que se convirtió en empresa: así es la historia de una psicóloga que busca ayudar a pacientes con alzhéimer.

Elizabeth Ojeda, fundadora de la empresa Almemories.
Elizabeth Ojeda, fundadora de la empresa Almemories.Cortesía

Elizabeth Ojeda tuvo la idea de escribir un libro sobre el alzhéimer cuando descubrió que su padre padecía la enfermedad. “Ni siquiera yo siendo psicóloga sabía cómo manejarlo; por eso investigué mucho y entendí que podía ayudar a los pacientes y a sus familias con un producto especializado”, cuenta. Pero la materialización de su idea llegó luego, cuando supo de la convocatoria a los premios de emprendimiento femenino de Cartier (empresa de alta joyería), un evento que se ha realizado seis años consecutivos alrededor del mundo para identificar el talento de su público más fiel.

“Sólo llenando el formulario supe que debía tener claro cuál era mi modelo de negocio. Eso me ayudó a aclarar toda la información y convertirla en una empresa. Este año me presenté por tercera vez, y por fin me seleccionaron”, dice Ojeda, emocionada por el logro que la llevó a ser finalista del concurso para la región latinoamericana, junto con una boliviana diseñadora de accesorios con materiales reciclados y una chilena que ofrece servicios de salud para hospitales por medio de la subcontratación.

Almemories fue el resultado de su trabajo. Es la pequeña empresa que, además de desarrollar libros para ejercitar la memoria de las personas con alzhéimer, produce juegos con el mismo objetivo y los distribuye en almacenes como Panamericana. “Es muy difícil para un paciente vivir las primeras fases del padecimiento; se sienten frustrados porque no logran recordar. Luego, las familias son las que más sufren cuando el enfermo ya no es consciente de lo que hace”, explica la emprendedora y asegura que hay distintas señales para detectar la enfermedad a tiempo.

“Empiezan a repetir muchas veces lo mismo o esconden las cosas y después no saben dónde las pusieron”, pero es necesario que las personas que los acompañan entiendan qué deben hacer para ayudarlos, y los artículos desarrollados por la psicóloga prometen ser una forma. “Las familias creen que lo mejor es encerrarlos y alejarlos de cualquier peligro, pero lo que deben hacer es acompañarlos, salir con ellos, leerles, hacerlos recordar. Mi libro está para eso”, agrega.

Ojeda lleva cuatro meses preparándose para presentar su modelo de negocio en París, ante los jurados del concurso internacional. Juan Carlos Delgado, director general de Cartier para América Latina, expresó que “las mujeres colombianas son muy emprendedoras. En la historia del evento hemos elegido dos ganadoras colombianas, y en esta ocasión Elizabeth tiene muchas posibilidades”. Acerca del premio dijo que “lo hacemos para incentivar la creación de empresas por parte de un público muy talentoso, por eso tenemos convocatorias abiertas y un formulario dispuesto para las interesadas en participar”.

Temas relacionados