Junio, otro mes difícil para la economía

El encuentro de la OPEP, la reunión de la Reserva Federal y las cifras de crecimiento económico de Estados Unidos y Colombia repercutirán dentro y fuera del país.

En la reunión de la OPEP el grupo de países podría dar la orden de elevar la producción de crudo. / Bloomberg

En el último par de meses se realizaron varios eventos que han generado ruido dentro y fuera del país, como el incremento de los inventarios de crudo a máximos de hace 80 años, la cautela de la Reserva Federal, al igual que la baja en las perspectivas de crecimiento económico en Colombia. No obstante estos fenómenos sólo han tenido un efecto temporal, ya que desde marzo de 2015 el petróleo ha comenzado a repuntar hasta los US$60, además, la devaluación del peso colombiano comenzó a moderarse.

Sin embargo, los más de dos meses de relativa estabilidad, que les ha permitido a las bolsas del mundo recuperar algo del terreno perdido en 2014, podrían terminar en junio de 2015. Se vienen varios anuncios importantes, como la reunión de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) del próximo viernes, el encuentro de la Reserva Federal de junio y el dato de crecimiento económico de Estados Unidos y de Colombia durante el primer trimestre del año.

La razón de por qué estos anuncios son tan importantes es porque tuvieron, en parte, algo que ver con la crisis de los precios del petróleo y, en consecuencia, el principal culpable de la desaceleración colombiana. La primera semana de junio, y en especial el viernes, estará cargada de noticias importantes. Durante este día será el encuentro de la OPEP, sobre el cual hay dos opciones probables: que el grupo de países eleve su producción de crudo o que la mantenga. De hecho, el sondeo realizado por la agencia Bloomberg muestra que la mayoría de los analistas de todo el mundo consideran que el bombeo del cartel se mantendrá inalterado.

Una hipótesis que se refuerza con las declaraciones de la gobernadora de Kuwait, Nawal Al-Fuzaia, durante su primer comentario público sobre la reunión, donde indicó que “la Organización de Países Exportadores de Petróleo mantendría su actual política de producción en la reunión que sostendrán en junio”.

El encuentro que viene de la Reserva Federal toma especial importancia debido a que ésta había manifestado hace un par de semanas que no elevaría su tasa de interés en dicho mes, cuando todo el mercado sí lo esperaba. “Por esta razón toma relevancia el reporte del próximo viernes de la tasa de desempleo de Estados Unidos, que es una de las variables que más está vigilando la Fed, por lo que si sale un buen reporte es posible que el dólar se fortalezca y la tasa de cambio colombiana vuelva a subir”, comentó Camilo Silva, director de Análisis Técnico de Valora Inversiones.

Además, Catalina Guevara, analista de Alianza Valores, indicó que “el rompimiento de la barrera de los $2.500 que registró la tasa de cambio hace una semana podría ser la antesala del próximo episodio devaluacionista. Las presiones por la política monetaria de la Reserva Federal llevarían a la cotización de la TRM entre los $2.600 y los $2.800 en el mediano plazo. Aun cuando el Emisor estadounidense indicó que no subiría su tasa de interés en junio, el relativo buen reporte de inflación de Estados Unidos permite pensar que la primera alza se daría por el mes de septiembre”.

El comportamiento de la tasa de cambio también se verá afectado por los reportes de crecimiento de Estados Unidos y Colombia debido a que son reportes que se traducen en el fortalecimiento o debilitamiento de sus respectivas monedas. Sin embargo, por el momento hay razones para pensar que la Nación le ganaría en este resultado al país norteamericano, ya que el PIB estadounidense se redujo en 0,7% en su primera revisión. En cambio, aunque sea menor que hace un año, el producto colombiano podría crecer 2,7% en el primer cuarto de 2015, según el Banco de la República.

 

últimas noticias