Dominio del inglés, una de las brechas de capital humano en los sectores de moda, turismo y farmacéutico

Noticias destacadas de Economía

El Ministerio del Trabajo realizó este miércoles la socialización de los resultados de identificación y medición de brechas de capital humano en el que reveló cuáles son los perfiles, las tendencias y los nuevos cargos de esos tres sectores económicos.

Este miércoles el Ministerio de Trabajo presentó los resultados del estudio de “Identificación y medición de brechas de capital humano para los sectores de turismo, moda y farmacéutico”, con el objetivo de conocer las brechas en el sector productivo, en los trabajadores y en el sector educativo y así formular herramientas para cerrarlas, pues son obstáculos para “la empleabilidad, la productividad y el crecimiento”.

Por su parte, Ángel Custodio Cabrera, ministro de Trabajo, dijo que “estos estudios son muy importantes para encontrar ese match entre el empleador y el trabajador, las oportunidades laborales y las competencias”.

De acuerdo con los resultados socializados por Andrés Felipe Uribe, viceministro de empleo y pensión, una de las brechas que más se presenta es la falta de personal con habilidades específicas para suplir las necesidades de los empresarios. Para 2020, “el 54 % de los empleadores en el país manifestaron dificultades para encontrar el personal con las habilidades que necesitan”, dijo Uribe durante la presentación, que se realizó virtualmente.

En cuanto al sector de turismo, que incluye hoteles, bares y restaurantes, se presentaba una ocupación de 1′655.000 ocupados en 2019 y el empleo del sector estaba concentrado en Bogotá con el 18,5 %, seguido por Antioquia con el 13,0 %, Valle del Cauca (11,4 %), Atlántico (6,2 %) y Cundinamarca (6,2 %). Sin embargo, cuenta con una formalidad del 17,6 %.

El estudio reveló que entre las nuevas tendencias del sector están el turismo accesible, inclusivo y sostenible y gastronómico y la implementación de tecnologías, como realidad virtual, robótica y habitaciones inteligentes. Así las cosas, estas competencias requerirán de personal especializado en bioseguridad, community manager, comunicador digital y diseñadores de sistemas de viajes inteligentes.

Entre las principales brechas del sector se encuentran el manejo del inglés, atención al cliente, trabajo en equipo, manejo de redes sociales, creación de innovadores menús en el tema gastronómico, entre otros. Además, se requiere formación en inglés funcional y técnico y uso de las TIC.

Respecto al sector moda, que en 2019 tuvo 717.695 de trabajadores, una ocupación concentrada en Bogotá (23,9 %) y un 31,8 % de formalidad, los empleadores del sector buscan personal especializado en terminación de calzado, auxiliar de producción, operario de costura, entre otros.

También se prevé una tendencia por los materiales ecoamigables y la sustitución del cuero, uso de hormas ergonómicas y de confort, implementación de tecnologías, como digitalización de producto, inteligencia artificial y comercio electrónico. Lo que creará nuevas necesidades de competencia para el talento humano tales como, expertos en sostenibilidad, ingenieros de impresión en 3D, psicólogos del consumidor, estilistas personales y científicos de datos. El sector también necesitará fortalecer su adaptabilidad a los cambios, su puntualidad y comunicación asertiva.

El estudio encontró brechas en la falta de experiencia y conocimiento en las máquinas usadas para el proceso de hilatura textil, déficit de programas de educación superior en temas para el sector de calzado y marroquinería, falta de conocimientos sobre acabados textiles y falencias en manejo de presupuestos e idioma inglés.

El sector farmacéutico, que en 2019 tuvo 274.282 ocupados concentrados en Bogotá, seguido de Cali, Medellín, Barranquilla y Pereira y una formalidad del 54,8 %, tiene una demanda de auxiliares de farmacia, analistas de laboratorio, analistas de estabilidades e ingenieros químicos.

Antes del COVID-19, las tendencias del sector estaban enfocadas en medicina preventiva, big data, medicamentos biológicos e inteligencia artificial. Tras la pandemia, las tendencias están enfocadas en la investigación y fabricación de vacunas, trabajo remoto inteligente y pruebas médicas basadas en simulaciones computacionales, por lo que se requerirá competencias en el manejo y prevención de los riesgos laborales en casa, tecnologías, buenas prácticas de laboratorio, manejo de bases de datos y de equipos instrumentales.

En cuanto a las brechas, el estudio encontró una falta de conocimientos en farmacia industrial, idioma inglés y química básica y falencias en temas administrativos y financieros.

De acuerdo con Uribe, tras la presentación se van a socializar los resultados con los actores claves de los sectores como el DANE, el SENA, las Cámaras de Comercio y otros ministerios, se van a realizar mesas de trabajo con los gremios para validar los nuevos perfiles y la construcción de un catálogo de cualificación.

Comparte en redes: