La importancia de los archivos para construir la verdad del conflicto armado

hace 3 horas

Levantan sanción a Drummond

La multinacional volvió al cargue en barcazas para evacuar el mineral represado. La investigación se mantiene y en tres meses se conocerá si fue un accidente o negligencia.

Se reiniciaron las operaciones de cargue de carbón en Ciénaga, tras 23 días de suspensión que dejaron multimillonarias pérdidas a la economía.  / Archivo El Espectador
Se reiniciaron las operaciones de cargue de carbón en Ciénaga, tras 23 días de suspensión que dejaron multimillonarias pérdidas a la economía. / Archivo El Espectador

Luego de 23 días sin operaciones, el puerto de Drummond, en Ciénaga, podrá retomar la carga de carbón para exportación. Así lo confirmó ayer la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (ANLA), tras levantar la suspensión que había impuesto a la compañía el pasado 6 de febrero por el accidente con una de sus barcazas. La Drummond debió presentar un plan de contingencia para este tipo de emergencias.

Luz Helena Sarmiento, directora de la ANLA, leyó una resolución con la cualque se levantaba la suspensión que pesaba sobre la multinacional para operar en el puerto de Drummond, en Ciénaga (Magdalena).

La decisión obedeció a que American Port Company-Drummond cumplió con el plan de contingencia, que no fue el mismo que utilizaron cuando se presentó la emergencia, lo que facultaba a la ANLA para levantar la medida y evitar que se agudizara la crisis que vive hoy el sector carbonero colombiano.

“La reapertura de la actividad de cargue mediante barcazas no significa la terminación de esta investigación, pues está en curso un proceso sancionatorio que determinará si fue un accidente o una negligencia”, señaló la funcionaria.

La autoridad ambiental recalcó que “no dudaremos en aplicar los correctivos y sanciones a que haya lugar para que esta empresa y cualquiera otra que opere puertos lo haga de manera responsable”.

La directora recalcó que en tres meses, cuando se sepan los resultados de la investigación, el país conocerá una decisión ejemplarizante que no se ha dado hasta ahora. Es decir, que servirá de escarmiento a otras compañías para que hagan las cosas bien y cumplan al pie de la letra con las normas.

Luego de la notificación de la medida a la Drummond, la compañía inició el cargue en barcazas para sacar del puerto las 740 mil toneladas que se encontraban represadas y los 4,7 millones de toneladas almacenadas en la mina.

La funcionaria reiteró que se eliminará el cargue en barcazas a partir del 1º de enero de 2014, cuando debe entrar en vigencia el cargue directo, para lo cual las compañías vienen adecuando su infraestructura.

“Si una compañía no cuenta con este sistema, no podrá cargar el mineral a los buques o deberá hacerlo a través de otras compañías que cumplan este ordenamiento”, explicó.

De igual manera, la funcionaria informó que se levanta la medida preventiva que había suspendido las actividades de transporte ferroviario de carbón, impuesta por Corpocesar, por considerar que Fenoco ha implementado medidas adecuadas de manejo ambiental que mitigan el impacto de ruido generado por la operación.

La ANLA señaló que no se descarta que se pueda presentar un incidente como el del 6 de febrero, pero recalcó que lo que sí se debe hacer es actuar correctamente.

Las dudas de Corpamag

Fueron varias las recomendaciones que le hicieron la Dirección General Marítima (Dimar) y la Corporación Autónoma Regional del Magdalena (Corpamag) a la ANLA antes de que tomara la decisión de levantar la medida.

Corpamag, por ejemplo, recomendó que se hiciera una medición de los impactos generados por el vertimiento de carbón al mar durante la etapa de cargue en los barcos. Además, que se establecieran medidas de compensación ambiental por los daños causados y que se evaluara la posibilidad de anticipar la implementación del cargue directo de carbón para evitar los accidentes con las barcazas.

Sin embargo, estas recomendaciones fueron enviadas por la Corporación a la ANLA el pasado martes y en menos de tres días la Autoridad levantó la medida. Según Orlando Cabrera, director de la Corporación, “no creemos que hayan tenido tiempo de implementar ninguna medida y fuimos muy claros en decir que no estábamos de acuerdo en que se levantara la restricción mientras no se tomaran las acciones necesarias.

Pero según Luz Helena Sarmiento, directora de la ANLA, la decisión se tomó teniendo en cuenta los aportes hechos por la Corporación, la Dimar y los demás actores involucrados en la medida. Para Alejandro Arias, abogado ambientalista que denunció el accidente ocurrido con la barcaza, “es grave que no se hayan tenido en cuenta los aportes de Corpamag, porque la Drummond va a volver a transportar carbón con las mismas deficiencias de antes”.