“Líder es el que escucha con humildad”: presidente de Auteco

Javier Bohórquez preside la empresa con el 40 % del mercado de motocicletas en Colombia. Bogotano en Medellín, habla del estilo de la organización.

Javier Bohórquez dice que parte del éxito de la compañía que lidera está en que “insistimos, persistimos y nunca desistimos”. / Cristian Garavito
Javier Bohórquez dice que parte del éxito de la compañía que lidera está en que “insistimos, persistimos y nunca desistimos”. / Cristian Garavito

¿Cómo se lidera a Auteco?

En Auteco le tenemos un apellido al liderazgo: inspiración. Esa es nuestra creencia. Hay distintos tipo de liderazgo, pero en el que nosotros creemos es en el que va detrás de un propósito e inspira a todos a seguirlo. No creemos en caudillos, en seguir a alguien, creemos en seguir un propósito y por eso buscamos que ese propósito sea común, alineado entre todos los que conformamos la compañía, que sea claro e inspirador. Y hay muchas cosas detrás: humildad, escucha, ejemplo.

Usted dice que el centro de la organización es el ser humano. ¿Cómo es eso?

Creemos que tenemos varias ventajas competitivas como organización a nivel de portafolio, de red, de tecnología, pero nuestra verdadera ventaja competitiva es nuestro equipo de trabajo, las más de 1.800 personas que estamos seguros que día a día se levantan enamoradas de la organización, del propósito al que van, no llegan operarios a poner tornillos en las motos, llegan a llevar progreso a los colombianos. Como lo decía un cuento viejo: la diferencia entre dos albañiles que estaban poniendo los mismos ladrillos era que uno vivía amargado porque creía que lo que hacía era muy cansón, el otro vivía feliz porque decía que estaba construyendo una catedral. Nosotros no solo hacemos motocicletas, estamos trabajando por el progreso de Colombia.

Tomaron la decisión de vincular a madres cabeza de familia en la planta de Cartagena. ¿Cómo funciona ese programa?

Nuestro estilo de negocio ha sido tradicionalmente muy machista. Muy intensivo en la mano de obra masculina. Cuando hicimos el máster plan para montar la nueva planta, sabíamos que con tecnología uno puede eliminar esa restricciones de fuerza y pensamos en ofrecer empleo de calidad a la población vulnerable y qué más vulnerable que la madres cabeza de hogar. Cartagena tiene mucha riqueza, pero también mucha pobreza. Estas mujeres estaban buscando trabajo formal y les permitimos acceder a ello. Son empleadas excelentes, eran quienes pelaban camarón, hacían oficios de casa, ahora más de 200 mujeres en Cartagena ya tienen un ingreso sólido.

¿Cómo define a un buen líder?

El que se preocupa por su gente. Que sabe que el primer jefe de talento humano es él, que debe conocer a su equipo, entenderlo, apoyarlo. Que además logre inspirar, que no es directivo y solo da dirección, sino el que escucha con humildad. Debe ser un ejemplo de nuestros valores.

Cuéntenos eso. ¿Cuáles son sus valores?

La inspiración. La pasión, trabajamos para servir. Innovar, porque el líder debe estar abierto a comprar ideas. Trabajamos con tenacidad, insistimos, persistimos y nunca desistimos, no creemos en eso de que el trabajo lo hizo Dios como castigo. Vivimos con austeridad porque los recursos se deben saber manejar. Construimos en equipo porque sabemos que caminando juntos llegamos más lejos. Escuchamos con humildad. Actuamos con integridad, fundamental en un país como el nuestro. La honestidad, la verdad, hacen parte de nuestro ADN. Un gran líder es el que expresa todos estos valores.

Usted pasó por SAB Miller, Unilever, LG, Coca-Cola Femsa. ¿Qué aprendió de liderazgo allí?

He tenido la fortuna de trabajar con compañías líderes en sus segmentos, a nivel mundial, y tienen un hilo conductor, ese es a quién estoy buscando satisfacer: el consumidor. Y en Auteco pasa lo mismo: el cliente es lo primero, nos debemos a él. Todas son compañías que se preocupan por quién es un consumidor y buscan la manera de satisfacerlo.

¿Cómo entra la ética en Auteco?

Uno de nuestros valores es que actuamos con integridad. Ese es uno de los secretos de llegar a los 75 años, es basarse en los negocios sanos, por eso estoy feliz en Auteco y acepté el reto. Y pertenecemos a un gremio donde la competencia leal es primero que trabajar para bien de la movilidad en Colombia.

Muchas organizaciones han comenzado a entender la importancia del gobierno corporativo. ¿Cómo es el de ustedes?

Muy moderno, con una junta directiva de primer nivel, con nueve miembros, cuatro accionistas y cinco externos. Escogidos por su experiencia y por su ser. Y hay unos comités funcionales de junta donde de acuerdo con la pericia de cada uno de los miembros, hay buenos direccionamiento en temas comerciales o de talento humano, por ejemplo.

En un país donde hizo explosión el emprendimiento, ¿qué les recomienda a los nuevos líderes dueños de su propia empresa?

Integridad. En Colombia hay mucho emprendimiento, desde hace mucho tiempo, por nuestra cultura, pero muchas veces estos negocios nacen en la línea gris de la informalidad. Un negocio que no pueda ser rentable en la legalidad, no es sostenible. Mi primer consejo es: busquen desde el comienzo tener una compañía íntegra que pueda operar dentro de las reglas de juego del país. Lo segundo es que tengan claros sus propósitos. Crean en ustedes mismos. Y si tienen claro lo que buscan, no se desvíen. Que sean persistentes. Insistir, persistir y nunca desistir, porque el gran empresario ha tenido por lo menos un fracaso, entonces no desistir al primer fracaso.

Temas relacionados