“La pandemia resaltó la importancia de la creatividad”: Mónica Ramírez Hartmann

Noticias destacadas de Liderazgo

Para Mónica Ramírez Hartmann, directora de Colombia Crea Talento, las expresiones culturales son elementos indispensables para la sociedad, por ello, la necesidad de impulsar estrategias que favorezcan el emprendimiento enfocado en la economía creativa.

¿Con qué estrategias se ha impulsado el desarrollo de las artes, el patrimonio y las industrias culturales y creativas en Colombia?

Desde la Constitución de 1991 y la Ley de Cultura de 1997 se han desarrollado varios instrumentos de política pública orientadas al fomento de la cultura, la protección del patrimonio cultural y el acceso ciudadano a los bienes y servicios culturales, no solo dando continuidad a las políticas de cada gobierno, sino construyendo sobre los avances de los anteriores.

Un ejemplo de eso es la creación de Colombia Crea Talento (Cocrea), contemplada en el Plan de Desarrollo actual, donde hay una clara y evidente priorización de estos sectores. No solo se han destinado presupuestos cada vez más altos y se han involucrado de manera transversal a otros ministerios, sino que se han estructurado mecanismos como el que trae el Decreto 697, para que los contribuyentes grandes y pequeños puedan aportar y participar en el desarrollo de estas industrias, obteniendo grandes beneficios fiscales a cambio.

La tarea central de la entidad es implementar el Decreto 697 del 2020. ¿Cuáles han sido los retos más duros?

Cocrea empezó a operar el 1º de julio de este año y los retos han sido muchos. El primero fue poner a funcionar una organización en plena pandemia(armar equipo, estructura y procesos), y solo contar con medio año para cumplir metas que se habían planteado para un año entero de operación.

Otro reto importante ha sido el de dar a conocer un mecanismo muy nuevo(el decreto se aprobó a finales de mayo, en pleno pico de las cuarentenas), que tiene unos beneficios muy importantes para todos los involucrados, pero que tiene unos componentes técnicos, jurídicos, tributarios y operativos que nos han exigido tener muchos espacios de divulgación, talleres, presentaciones especializadas por sector y generar alianzas para dar a conocer su impacto y cómo les pueden servir a todos. Este es uno de los beneficios tributarios más generosos y flexibles que existen hoy en Colombia, y todavía muchas empresas no lo conocen ni saben que podrían utilizarlo para mejorar su planeación financiera y reducir su pago de impuestos.

Curiosamente, aunque la virtualidad representa algunos retos, creo que han sido muchas más las oportunidades que nos ha dado de llegar a todas partes del país y poder conectar con gente en regiones a las que difícilmente hubiéramos podido llegar de manera presencial. Esto es algo que queremos mantener en el futuro.

Dentro de esa tarea se contaba con un cupo de inversión de $300.000 millones y la reducción del 165 % en la declaración de renta para aquellos que inviertan o donen en proyectos de economía naranja. ¿Con cuántos proyectos se ha contado para cada inversión?

Estamos todavía en etapa de implementación con la convocatoria abierta y, por lo tanto, todavía no podemos medir los resultados definitivos. La convocatoria abrió el 4 de septiembre y cierra el 4 de diciembre, y por un tiempo más después del cierre seguramente continuaremos en la etapa de evaluación de los proyectos que hayan alcanzado a postular antes del cierre..

El cupo fiscal que aprueba el Gobierno para la implementación de este mecanismo no es un presupuesto de Cocrea, sino el monto por el cual se pueden emitir los Certificados de Inversión o Donación que recibe un aportante por invertir o donar en proyectos culturales o creativos que hayan sido avalados por la convocatoria.

A la fecha tenemos en Cocrea 145 proyectos creados (en alguna etapa del proceso de postulación) por un valor total de $109. 729 millones. Esto no significa que todos esos proyectos se vayan a ejecutar, ya que primero deben terminar su proceso de postulación, luego pasan a evaluación y, después, los que obtengan el aval podrán recibir recursos de aportantes.

Hablemos de emprendimiento cultural. ¿Cómo ha evolucionado este tema en Colombia?

Se está dando una transformación enorme que empieza por el aumento de los emprendedores que ven en la cultura y la creatividad no solo una oportunidad de expresión, sino una forma de crear valor con un recurso ilimitado que es la creatividad. En un mundo que valora cada vez más las experiencias, se abren oportunidades enormes para crearlas apalancadas por la creatividad y la cultura.

Sueño con que cada vez más emprendedores vean en la creatividad y la cultura una oportunidad para crear iniciativas de gran impacto que permitan que más personas puedan vivir de lo que las apasiona, a la vez que generan bienestar, oportunidades, empleo, desarrollo, conocimiento, identidad y orgullo. Que más personas puedan entender que la sostenibilidad y el desarrollo del país pasan por la cultura. Sin ella Colombia solo es tierra y agua.

¿Cuál es la mejor manera de emprender en la industria cultural?

No hay una sola forma de emprender, por lo que no me atrevería a decir que exista una forma mejor que otra. Todos los emprendimientos son actos de creación de una idea que se convierte en un producto, un servicio, algo que otra persona consume y obtiene un bienestar o disfrute por hacerlo. En ese sentido, si hablamos de emprendimientos culturales o creativos, lo que sí creo que es importante es el elemento de identidad local, de autenticidad, el carácter y sello de lo colombiano. Nuestra riqueza cultural es enorme y muy diversa, y creo que en eso está la verdadera fortaleza de los emprendimientos en estos sectores en Colombia.

¿Qué industrias son a las que más les apuestan los colombianos en materia creativa?

En la convocatoria, que no necesariamente es representativa del país, el 46 % de los proyectos que se están postulando son de las áreas de artes y patrimonio; el 27 %, de industrias culturales, y el 22 %, de industrias creativas. En artes y patrimonio hay proyectos muy diversos de sectores como música, teatro, circo y danza. En los sectores de industrias culturales la mayor actividad está en el sector audiovisual.

¿Cómo ve el tema del liderazgo al dirigir una industria como la de las artes?

Me enfoco más en la tarea que tengo de dirigir una organización que llega con la visión de ser un actor relevante dentro del sector cultural y creativo, más que de dirigir una industria que ya tiene importantes liderazgos y que están haciendo tareas muy importantes desde sus frentes. Creo que lo más importante ahora es estructurar una organización muy ágil, eficiente y cercana, que ofrezca al sector unas herramientas útiles y, sobre todo, de fácil aplicación, que puedan beneficiar a quienes estén interesados en usarlas.

Tengo el privilegio de dirigir un equipo multidisciplinario de gente increíblemente comprometida, apasionada, talentosa y conocedora de las dinámicas de los sectores culturales, creativos, de emprendimiento y empresarial desde distintas perspectivas, y el rol de liderazgo lo veo más enfocado en orientar nuestros esfuerzos para que desde esta organización, con este equipo, seamos capaces de servir de la mejor manera a nuestros interlocutores y, sobre todo, de generar las conexiones necesarias entre ellos para que todos salgan ganando.

En particular, desde Cocrea el reto más interesante de liderazgo tiene que ver con la conexión y la comunicación. En cómo logramos conectar dos mundos aparentemente lejanos e incompatibles. En cómo hacemos sentir a ambas partes de esta ecuación que están incluidas y generar credibilidad en cualquiera de esos lenguajes. No es fácil para el sector cultural hablar de una convocatoria que está atada a la voluntad de un aportante de recibir un beneficio tributario, y no es fácil hablarle a un empresario de un sector ajeno a la cultura sobre la importancia y el impacto de invertir en cultura. Este mecanismo implica cambios de mentalidad de parte y parte, por lo que para mí, el liderazgo en este contexto es, que a través de lo que hacemos, podamos lograr cada vez más ejemplos de cocreación. Podamos demostrar que en la corresponsabilidad está la verdadera transformación de nuestro país.

Comparte en redes:

Temas Relacionados

CocreaProfesión Líder