Liquidación judicial a empresa relacionada con caso de Universidad San Martin

La Supersociedades decretó la orden a sociedad C.I. Gloma S.A. debido a que la sociedad abandonó sus obligaciones con el negocio vinculado con la familia Alvear y la institución.

Archivo El Espectador

Este jueves, la Superintendencia de Sociedades decretó la liquidación judicial a una de las empresas  vinculadas en el lío legal de la Universidad San Martin. La sociedades C.I. Gloma S.A. (empresa recientemente liquidada) abandonó los negocios y sus obligaciones que le correspondía con la institución educativa.

De acuerdo con la entidad de vigilancia desde el 15 de abril de 2015, se declaró la existencia de grupo empresarial en el que los señores Mariano Antonio Alvear Sofán, Martín Eduardo Alvear Orozco y José Santiago Alvear Orozco, se declaraban como los dueños las sociedades Inversiones Alvear Orozco S en C S., Inversiones Orozco Alvear Ltda. y Prodomed Ltda., sociedades que también se encuentran en liquidación y que hacían parte del grupo dueño de la universidad.

Actualmente estas empresas están imposibilitadas para realizar operaciones comerciales  y únicamente conserva su capacidad jurídica para desarrollar los actos necesarios vinculados a la liquidación del patrimonio y activos que tenga la sociedad.

“Los actos celebrados en contravención a lo anteriormente dispuesto, serán ineficaces de pleno derecho”, advirtió el superintendente Reyes Villamizar tras explicar que “el proceso inicia con activo desconocido a la fecha y su valor será determinado al momento de aprobarse el inventario valorado de bienes por parte del juez del proceso.

Así mismo, la Superintendencia de Sociedades ordenó además a los ex representantes de C.I. Gloma S.A., que durante el siguiente mes, la firma tendrá que dar rendición de cuentas ante la entidad. De no cumplirse dicho requerimiento,  la sociedad sería multada por hasta 200 SMLV.