¿Cómo hacer para que el mandato anticorrupción no quede en el aire?

hace 1 hora

'Llegó la hora de aprobar proyectos': Mauricio Santa María

El jefe del DNP dijo que a septiembre el 70% de las regalías quedará comprometido para proyectos.

Mauricio Santa María, director del Departamento Nacional de Planeación.  / Daniel Gómez
Mauricio Santa María, director del Departamento Nacional de Planeación. / Daniel Gómez

Con la entrada en vigencia de la nueva ley de regalías hace dos meses, el jefe del Departamento Nacional de Planeación (DNP), Mauricio Santa María, está seguro de que ha llegado el momento de aprobar proyectos por todo el país que comprometen cerca del 70% de las regalías destinadas para invertir este año ($6 billones).

Santa María le contó a El Espectador que agosto y septiembre de 2012 serán meses estratégicos para que los departamentos y municipios presenten sus proyectos a los Órganos Colegiados de Administración y Decisión (OCAD), creados para evitar malas prácticas de contratación. Además, le preocupa la tasa de cambio y le pide al Banco de la República hacer compras de dólares más agresivas para frenar la apreciación del peso.

¿Cómo se está ejecutando el dinero de las regalías este año?
En este año hay $9 billones para el Sistema General de Regalías. De éstos, $6 billones son para inversiones en 2012; también se pueden invertir en 2013. Además, $3 billones son para fondeo de pasivos pensionales de las regiones.

Esos $6 billones están distribuidos entre diversos fondos, que son la mitad en regalías directas, es decir, para los departamentos y municipios productores; eso se va a ir reduciendo con el tiempo. El resto se distribuye en todo el país para proyectos de impacto regional entre todos los departamentos y municipios, sin importar si son productores o no.

El nuevo sistema evita lo que tenía el viejo y es que el uso de los recursos era demasiado discrecional. Hoy día se han conformado los triángulos de buen gobierno. La Ley de Regalías tiene dos meses de aprobada y se está montando el sistema; esto es un cambio que ha generado ampolla en los que eran productores.

Cuando hay proyectos bien formulados, el sistema permite meterle la plata. Hay departamentos que nunca habían recibido un peso y ahora están con harta plata, como Caquetá, Putumayo, Cauca y Chocó.

Segundo, los triángulos de buen gobierno —Órganos Colegiados de Administración y Decisión (OCAD)— tienen que funcionar para poder utilizar la plata de los fondos. Llevamos instalados 866 OCAD municipales, 25 departamentales y 6 regionales. Estamos en el momento de la aprobación de proyectos y eso va a ser una revolución. La plata sólo se va a girar contra proyectos.

El proceso empezó y agosto y septiembre son meses para aprobar proyectos y empezar a ejecutar. Estoy seguro, y es un anuncio, de que al finalizar septiembre tendremos aprobados proyectos que comprometen más del 70% de los recursos de regalías. Casi $4 billones en aprobaciones de los OCAD. Además, en las próximas dos semanas se va a ver un volumen de aprobación bastante grande.

¿Cuántos proyectos se han aprobado hasta ahora?

Se han aprobado cinco grandes en educación. Ahora vienen las sesiones para aprobar proyectos. Por ejemplo, en el OCAD de la Costa Caribe, que se reúne la próxima semana, hay más de 20 proyectos para aprobar y en el Meta hay 260 iniciativas pendientes, que valen $370.000 millones.

Sin entrar a dar nombres, hubo municipios que recibieron demasiada plata en regalías. Entre 1995 y 2011 se distribuyeron más de $53 billones por regalías y en muchas partes esos recursos se perdieron; nadie los vio. Ahora, a la Contraloría le damos recursos para que cumpla una función de vigilancia y también Planeación Nacional hará seguimiento a los avances de las obras.

¿Cómo están contratando los municipios?

No pueden seguir contratando igual, porque está el OCAD. Gran parte de la ejecución va a estar en cabeza de los departamentos, que es donde está la mayoría de la plata. Además, algunos municipios o departamentos se pueden asociar y poner recursos para proyectos grandes. Eso está empezando a pasar en la Región Caribe.

¿El monto de regalías será del orden de $9 billones para 2013?
Más o menos de ese orden. Sin comprometerme a nada, creo que va a ser un poco más grande.

Tomándole el pulso a la economía, ¿cómo ve creciendo al país? Persisten las alertas por la crisis mundial…

Planeación Nacional ve por ahora una meta de crecimiento de 4,8% y los resultados no nos han dado una razón para reducirla. Hay indicadores que se están comportando bien, como la demanda de energía y el crecimiento del recaudo tributario. Lo primero que cae cuando la economía se daña, es el recaudo.

Otra cosa que vemos bien es el empleo. El último dato de mayo mostró un descenso en el desempleo frente al año pasado. Además, el sector financiero está capitalizado; las reservas internacionales están bien aunque falta un poco más. También, las cuentas fiscales están mejor que nunca.

Para el segundo trimestre de este año podemos estar hablando de un crecimiento alrededor de 4,4%. En ese sentido seguimos bien.

Uno ve otras cosas. Analizando el PIB por el lado de la oferta, preocupa la industria. No es que esté, como dicen algunos, decreciendo. Está creciendo menos que el año pasado, pero sigue haciéndolo, aunque el hecho de que se haya vuelto más lenta pone a pensar. También vemos que sectores como el financiero, minero-energético, servicios públicos, transporte y construcción son áreas que están creciendo entre 5 y 6%. Estas áreas representan el 50% del PIB.

Esto significa que tenemos el 50% del PIB creciendo bien. Al otro 50% hay que ponerle ojo y para esto la inversión que viene el resto de 2012 es muy importante en sectores como infraestructura, vivienda y agro.

Este segundo semestre tiene que ser muy importante para la inversión y como gobierno tenemos aún más de $20 billones para invertir del presupuesto general de la Nación para estos sectores mencionados. A esto se suma lo que logremos hacer en regalías.

Este panorama nos pinta que estamos en un nivel adecuado. Desde el punto de vista de la demanda, el consumo va bien. El consumo de los hogares (60% del PIB) ha crecido al 6%. Las proyecciones que tenemos para consumo están alrededor de 5%.

Vemos que las cosas continúan por buen camino, aunque la crisis económica mundial no nos ha pegado mucho. En este momento hay cosas para ‘echarles cabeza’, como la tasa de cambio, la cual no puede seguir cayendo porque eso sí les pega duro a la producción nacional y a las exportaciones. De hecho, la crisis nos va a ayudar a devaluar la tasa, pero requerimos un esfuerzo más grande del Banco de la República. Estamos viendo que se acerca el momento de meterles un poco la mano a los instrumentos de política monetaria, o sea, a la tasa de interés.

¿Las compras de dólares del Emisor aún son muy pequeñas?

Son muy cortas. La tasa de cambio muestra que hay que meterle más duro a eso; hay que pensar en intervenciones más grandes y esterilizadas. La inversión extranjera va a seguir entrando y con compras de US$20 millones no es mucho.

 

últimas noticias