A llevar agua potable a las zonas de posconflicto

El Gobierno nombró a Harold Guerrero López como viceministro de Agua y Saneamiento Básico. Su tarea: elevar de cinco a ocho millones el número de colombianos con acceso a agua potable, justo cuando se habla del fin de la guerra.

En octubre de 2015, el presidente Juan Manual Santos entregó en Uribia (La Guajira) un pozo profundo para ayudar a abastecer de agua pobladores de la región. / Archivo Presidencia

El ministerio de Vivienda anunció que Harold Guerrero López será el nuevo viceministro de Agua y Saneamiento Básico, quien ya había trabajado como alcalde de Pasto entre 2012 y2015, "periodo durante el cual introdujo una visión más gerencial a la administración pública, sin abandonar la función de Gobierno, llegando a posicionarla a nivel nacional como una ciudad sostenible y competitiva", detalla el Gobierno. (Lea: Le ponen freno a derrochadores de agua)

A Guerrero le pusieron una tarea determinante: aumentar de cinco a ocho millones el número de colombianos con acceso a agua potable y alcantarillado por primera vez, reduciendo los índices de pobreza en el país. Elsa Noguera, ministra de Vivienda, aseguró que “en este sector, que cada día se fortalece más, esperamos pasar del 37% al 41% la cantidad de aguas residuales tratadas en todo el país y aumentar de 79% a 83% el número de municipios que disponen adecuadamente sus residuos sólidos”.

El anuncio se hizo en Pasto, donde el vicepresidente Germán Vargas Lleras le pidió al nuevo funcionario incrementar las inversiones en acueductos y alcantarillados: “Ya lo habíamos hecho y de qué manera en los dos años anteriores. Las inversiones en Nariño en el sector de agua potable sobrepasan los 200 mil millones de pesos y la meta ahora es a nivel nacional, aumentar la cobertura en un 95% en zonas urbanas y en un 75% en alcantarillado".

Guerrero se comprometió con la función pública y dijo que “al designarme como Viceministro siento como hijo de Nariño y de Pasto fundamentalmente un gran compromiso de responderle al país con trabajo incansable, en el objetivo de lograr que los colombianos cuenten con el servicio de agua y saneamiento básico de calidad. No hay nada que cambie más la calidad de vida que el acceso a los servicios: paz se escribe con a de agua potable y como ha dicho el presidente Santos, la paz se construye desde las regiones". 

  

Temas relacionados