Los administradores de riesgo temen a regulación

La regulación en torno al riesgo es prioritaria para los administradores. / EFE
La regulación en torno al riesgo es prioritaria para los administradores. / EFE

Según una nueva encuesta, los grupos que representan a inversionistas se están esforzando por cumplir con la nueva ola de regulaciones, desde la Ley Dodd Frank, de Estados Unidos, hasta Solvencia II, de Europa, que comienzan a regir pronto.

Al intentar cumplir con los requisitos de capital y de riesgo que estas reglas imponen, aumentan el costo empresarial y desperdician tiempo. Así lo reveló un estudio del grupo de software SunGard APT y la Asociación Profesional de Administradores Internacionales de Riesgo.

Para los 375 administradores de riesgo que hicieron parte de la encuesta, los pesos regulatorios son hoy una mayor preocupación que en 2011, cuando se hizo el último sondeo. El 81% de quienes respondieron dijeron que esperaban que la administración de riesgo jugara un papel central en el aumento de los activos este año.

“La nueva regulación en torno al riesgo está ahora entre las prioridades de la administración de riesgo”, dijo Laurence Wormald, director de investigaciones de SunGard APT.

Cerca de la mitad (43%) de los grupos que participaron en la encuesta creen que las nuevas regulaciones que se aproximan incrementarán el costo de realizar negocios. Alrededor del 30% de los participantes sostiene que sus grupos han perdido tiempo “evaluando el impacto potencial de reglamentaciones que siguen cambiando”.

Un problema común revelado por la investigación es que en la mayoría de los grupos (alrededor del 70%) se toman por separado las decisiones sobre el riesgo y la inversión. “Se debe progresar mucho para lograr que los administradores de riesgo tengan más poder y, si no se integran, por lo menos hagan parte de la toma de decisiones para las inversiones”, dijeron los investigadores.

Desde un punto de vista positivo, más de uno de cada cinco de los grupos dice que está mejorando sus estándares, pues revisa el funcionamiento de la empresa como preparación para cuando lleguen los supervisores. Un director de riesgo de una gran administradora de activos de Gran Bretaña, por ejemplo, señaló que su compañía había comenzado a medir el valor en el riesgo y el riesgo de liquidez de forma sistemática, para cumplir con los nuevos requisitos de Uctis IV.

Quienes respondieron se mostraron de acuerdo con que las demoras para introducir las reformas y su ausencia de detalles son frustrantes. El conjunto de reglas paneuropeas que golpean a los aseguradores, cuyo nombre es Solvencia II y que afecta también a fondos de apalancamiento y administradores de activos que cuentan con aseguradores entre sus clientes, probablemente no sea introducido antes de 2016.

Temas relacionados
últimas noticias