Los cambios en la mentalidad financiera de los colombianos durante la pandemia

Noticias destacadas de Economía

Los cambios han tenido como fondo el aumento en las cifras de desempleo, que según el último reporte del Dane se ubicó, en septiembre pasado, en un 15,8%.

La pandemia del coronavirus (COVID-19) ha provocado una crisis sanitaria sin precedentes en el mundo y ha tenido como efectos el fallecimiento de más de un millón de personas, la masiva pérdida de empleos y cambios culturales que han llegado a transformar, incluso, la mentalidad financiera en los hogares.

También te puede interesar: Las buenas y las malas noticias sobre el desempleo en septiembre

Colombia, uno de los países más afectados por la pandemia con más de un millón de contagios y alrededor de 31 mil fallecidos, no ha sido ajeno a los cambios.

David Aponte, CEO del laboratorio financiero ubicado en Bogotá, Financial Lab, considera que la pandemia cambió la mentalidad financiera de los colombianos y le dio un valor en los hogares a la importancia que tiene cuidar y administrar de forma correcta los recursos.

Para el experto, al menos en Colombia, al hablar de los cambios en la mentalidad financiera se debe diferenciar entre las personas que mantuvieron sus ingresos y aquellos que no lograron obtener el mismo dinero que recibían antes de la pandemia.

“Para los primeros el ahorro se ha incrementado, conservar y cuidar el dinero es fundamental y algunos de ellos se dieron cuenta que pueden ahorrar cuando antes no podían, y que tienen recursos que pueden invertir”, afirmó Aponte a la Agencia Anadolu.

El experto detalló que para el segundo grupo suplir los gastos de alojamiento y manutención ha sido su prioridad. “Estas personas han tenido que hacer esfuerzos importantes para generar ingresos que les permitan subsistir. Este grupo ahora es más consciente de la importancia de tener más fuentes de ingreso”, aseveró.

Aponte señaló que la pandemia mostró la fragilidad de las fuentes de ingresos en los hogares, por lo que el conjunto de la sociedad colombiana se ha interesado en mejorar el uso de sus recursos económicos; aunque resaltó que “siempre habrá un porcentaje de la población que no le da importancia al tema de las finanzas personales y deja que sea el destino quien decida”.

Al referirse a la duración que pueden tener los cambios en la mentalidad financiera provocados por la pandemia, Aponte indicó que “desafortunadamente somos un país con memoria de corto plazo”.

“Algunos harán todo lo posible para que su vida financiera no dependa de lo que pase en su entorno. Sin embargo, pienso que para la mayoría de la gente será solo un evento más, el cual olvidarán y volverán a repetir los mismos errores”, detalló el experto.

Edwin Zácipa, cofundador y exdirector gerente de la asociación de empresas de tecnologías financieras (fintechs), Colombia Fintech, coincide en que en las familias colombianas se ha generado una “mayor mentalidad financiera”.

El experto considera que, ante la pandemia, las personas están más conscientes sobre en qué gastan su dinero, la importancia de contemplar un ahorro y el cuidado de sus patrimonios con lo que, además, se empezaron a utilizar de forma masiva los servicios digitales.

“Solamente en seis meses, se han invertido USD 500 millones en fintechs de América Latina. Esto tiene que ver con el aumento de la conciencia digital. (...) En muchas ocasiones había proyectos digitales en cola, a los que no se les daba importancia, y han debido ser priorizados”, recalcó Zácipa en una nota de prensa.

Bruno Ferrari, cofundador y jefe de operaciones de la insurtech (empresa de venta de seguros online) 123Seguro, afirmó que la pandemia ha redefinido los hábitos financieros en Colombia, lo que se ha hecho evidente en el crecimiento de “la economía digital” y un menor uso del dinero en efectivo.

“Derribar ese sesgo, para dar paso al uso de nuevas herramientas que incorporan nuevos hábitos, conlleva a que hayan aumentado las transacciones en comercio electrónico, también han aumentado los pagos digitales”, detalló Ferrari a la Agencia Anadolu.

Los cambios en la mentalidad financiera en Colombia han tenido como fondo el aumento en las cifras de desempleo, que según el último reporte del Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane) se ubicó, en septiembre pasado, en un 15,8%, traducido en un incremento del 5,6% con respecto al mismo mes de 2019 cuando se situó en 10,2%.

El país se enfrenta, además, a la caída de su Producto Interno Bruto (PIB), que tendrá una contracción del 8,2% según los más recientes pronósticos del Fondo Monetario Internacional (FMI), como consecuencia de la parálisis en medio de la pandemia de varios sectores de la economía de los que dependen millones de personas.

Comparte en redes: