Los contratos sin horas aumentaron un 20% en Reino Unido a finales de 2014

Aumentaron en el Reino Unido hasta 697.000 en el último trimestre de 2014.

Tomado de trabajoeninglaterra.org

El número de contratos "sin horas" -que no garantizan trabajo, ingresos o derechos laborales- aumentaron en el Reino Unido hasta 697.000 en el último trimestre de 2014, un 20 % más que en el mismo periodo del año anterior, informó la Oficina Nacional de Estadísticas (ONS).

Según la ONS, ese tipo de contratos, que han proliferado desde la crisis crediticia de 2008 para facilitar la contratación a las empresas, suponen un 2,3 % del total de contratos en el país.

Esto supone un crecimiento respecto al año anterior, pues en el último trimestre de 2013 los contratos "sin horas" suponían solamente un 1,9 % del total.

De acuerdo con los datos difundidos, una persona con un contrato de ese tipo, que exige disponibilidad pero no garantiza un número concreto de horas, trabaja una media de 25 horas a la semana.

Un tercio de los empleados en esas condiciones desearía aumentar el número de horas que trabaja, y la mayoría son mujeres, de menos de 25 años o de más de 65.

La ONS indicó que más de la mitad de las empresas en el sector de la hostelería y la alimentación y un cuarto de las firmas del sector de la educación recurrieron el año pasado a esos contratos, también llamados "de cero horas".

El ministro de Empresa, Vince Cable, declaró hoy que esos contratos surgidos de la crisis "son apreciados por muchas empresas y ciudadanos que quieren flexibilidad", como "estudiantes, personas con responsabilidades de atención a otros o quienes quieren una jubilación parcial".

Sin embargo, reconoció el ministro, "históricamente se han cometido abusos", por lo que ha tramitado una nueva legislación en el Parlamento "para prohibir cláusulas de exclusividad" que impiden a estos contratados "buscar empleo adicional para complementar sus ingresos".

"Queremos asegurarnos de que las personas con contratos sin horas reciben un trato justo", afirmó el político liberaldemócrata.

El director de Empleo de la patronal de empresarios CBI, Neil Carberry, subrayó la importancia de estos contratos para la creación de empleo en el Reino Unido y sostuvo que "lo importante es asegurar que las medidas para prevenir abusos no restringen su uso".

La secretaria general de la confederación de sindicatos TUC, Frances O'Grady, afirmó que los contratos de "cero horas" "resumen lo que no funciona en el mundo laboral moderno".

"Traspasan casi todo el poder del trabajador a la empresa. Las personas con este tipo de contratos no tienen garantía de trabajo de un día para otro: equivócate y te encontrarás con poco trabajo o sin él", criticó.

"Los empresarios a menudo argumentan que ofrecen flexibilidad, pero que se lo digan a los trabajadores de cero horas que no pueden conseguir una hipoteca o pagar el alquiler", apuntó O'Grady.

Al tratarse de contratos inseguros y a corto plazo, difícilmente los empleados trabajan el suficiente tiempo seguido para una misma empresa como para tener acceso a vacaciones, bajas de maternidad o indemnizaciones mínimas por despido.

El centro de estudios Resolution Foundation, que investiga cómo mejorar la calidad de vida de personas con ingresos bajos o medios, alertó de que el incremento de los contratos de cero horas cuando está ya asentada la recuperación económica en el Reino Unido demuestra que no son solo un fenómeno asociado a la crisis.

La entidad advirtió de que, dado que la tendencia es que van a mantenerse, "hay que tomar medidas para evitar que se conviertan en la forma de empleo estándar en los sectores laborales peor pagados, como la atención social". 

Temas relacionados