“Los españoles podrían recuperar Electricaribe”: Minminas

El ministro Germán Arce señala que Gas Natural Fenosa podría volver a tener la administración de la electrificadora, pues son los dueños de ella.

Germán Arce, ministro de Minas y Energía. / Mauricio Alvarado
Germán Arce, ministro de Minas y Energía. / Mauricio Alvarado

El objetivo de la toma de posesión de los bienes de Electricaribe “no es armar una pelea ni comprar una demanda, es resolver el problema” de suministro de energía en los departamentos de la región Caribe, dice el ministro de Minas y Energía, Germán Arce, quien señala además que las negociaciones con los representantes de Gas Natural Fenosa continúan y que “la compañía podría recuperar la administración porque ellos son los dueños”. Asimismo descarta el alza tarifaria en la región y señala que el de la Costa es un mercado “gestionable”, pues así lo han manifestado al Gobierno otros operadores.

¿Por qué el Gobierno dejó que el problema de Electricaribe llegara a estos extremos? ¿En otros mercados no ha sucedido lo mismo?

En otros mercados no sucedió lo mismo, porque las complejidades de atender mercados son distintas. Prestar el servicio en La Mojana sucreña no es lo mismo que hacerlo en el Chicó en Bogotá. Hay unas diferencias graves desde lo técnico. Los desafíos en la calidad de la red son distintos.

¿Qué frenaba la decisión de tomar posesión de Electricaribe?

La decisión de la toma de posesión es del superintendente de Servicios Públicos Domiciliarios, en el marco de sus facultades legales. No es una decisión que tome el Ministerio (de Minas y Energía).

Es la primera vez que un ministro de Minas y Energía aparece al lado del superintendente actuando en una toma de posesión. ¿Por qué?

La crisis de la prestación del servicio de energía eléctrica en el Caribe es una discusión que excede la supervisión y control de la Superintendencia.

¿Qué ha cambiado?

El modelo ha cambiado en las últimas dos décadas, y este sería el cuarto operador en la región Caribe. Es decir, hay un tema estructural que se debe evaluar: si el modelo de prestación del servicio en el Caribe funciona bajo la lógica que creó la Ley 141 de 1994 y las decisiones que se han tomado hacia delante. Al respecto tengo una precisión: mi responsabilidad y las preocupaciones que hacen que yo esté metido en esta discusión tienen que ver con si el modelo es o no viable a largo plazo, y una de mis grandes preocupaciones es que se pone en riesgo la competitividad del Caribe si no logramos tener un buen modelo de prestación del servicio. El Caribe crece al doble del resto del país; allí hay muchas de las apuestas económicas.

¿Hubo presión desde afuera?

No, en ningún momento. Entre otras razones porque el único compromiso que hicimos fue mantener la negociación todo el tiempo que fuera necesario para buscar una solución, y eso no ha cambiado, incluso con la toma de posesión. Sigue la reunión con la gente de Gas Natural Fenosa. Hoy hay una decisión tomada por la Superintendencia sobre bases objetivas, que son las que invoca en su resolución y son materia de su competencia.

¿Le quedó grande el mercado a Electricaribe?

Yo me atrevería a decir eso. Creo que atender ese mercado es un desafío, y si probablemente todos lo estuvieran haciendo bien, no estarían hoy bajo toma de posesión. Pero creo que es un mercado gestionable. Por lo menos otros operadores nos dicen eso.

¿Le da tranquilidad a usted sobre lo que ha dicho el gobierno español?

Esa es una decisión que está en cabeza del agente especial. Pero hay una cosa que es importante entender: la figura de toma de posesión en el marco de la ley de servicios públicos. La toma de posesión es un proceso concursal, como un 550 en entidades públicas o como el capítulo 11 americano. Es decir, el proceso del plan de gestión de la compañía se hace con el dueño de la empresa, en el marco de ese plan. La compañía podría recuperar la administración porque son los dueños.

¿Se descarta que, una vez saneada la empresa, a costa de los contribuyentes, se devuelva a los españoles sin problemas?

El objetivo de la toma es garantizar la prestación del servicio, no conjugar pérdidas de la compañía. Ese no es el objetivo de la toma. La toma está orientada hacia los usuarios. Para garantizar la prestación del servicio hay tres ejes de discusión.

A su juicio, ¿qué se requiere para solucionar el problema de la prestación del servicio en la región Caribe?

Se requiere un factor clave, como garantizar las inversiones que permitan hacer que la red local se modernice. El gran problema aquí es la calidad de la red que presta el servicio. Esa calidad sólo se puede garantizar por dos caminos: con inversión en la reposición de equipos que ya no funcionan y con los recursos necesarios para el mantenimiento. La complejidad del clima, la salinidad, las condiciones técnicas de la red en el Caribe exigen que haya unos equipos fuertes de mantenimiento para reparar cualquier afectación que se presente.

¿Usted cree que el camino se va a allanar y pronto van a volver a la administración los antiguos dueños de Electricaribe?

No depende de mí, no me atrevería a responder eso.

En un debate en el Congreso usted dijo que tenía la lengua atada. ¿Ya la pudo soltar?

En estas cosas uno tiene que ser muy prudente, porque estamos hablando de inversión extranjera, de tratados de inversión, y el objetivo es resolver el problema. El objetivo no es armar una pelea ni comprar una demanda, sino resolver el problema.

¿Se esperan demandas?

Hay una notificación de controversia.

¿Qué hay de parte de los españoles?

No hemos entrado en la fase de demandas. Hay una notificación de controversia que tiene unos tiempos en el marco del tratado de protección a la inversión. Esos tiempos no se han agotado.

Después de la toma de posesión, ¿ustedes han seguido negociando con los representantes de Gas Natural Fenosa?

Hoy (viernes) fue la primera reunión.

Pero ¿qué hay a raíz de la toma de posesión de Electricaribe?

Obligar al cumplimiento de la ley en Colombia no debería generar una consecuencia en la controversia, porque las causales que invocó la Superintendencia (de Servicios Públicos) son objetivas.

Los usuarios de la Costa están felices con la toma de posesión. ¿No vendrá un alza de tarifas para ellos?

Ahorita no. La discusión de la metodología tarifaria es a cinco y diez años, pero es una discusión para el país, no para los costeños. La revisión de metodología es para todos los distribuidores de energía del país.

¿Va a quedar en el pasado el mal servicio de energía en la región Caribe?

Eso es parte de los objetivos. Hay que encontrar soluciones razonables desde lo fiscal, lo tarifario, pero sobre todo del compromiso de inversión que haga la compañía para garantizar que podamos resolver este problema.

¿La recuperación de Electricaribe no les va a costar a los colombianos?

No me atrevería a decir eso. Será parte de la evaluación y de qué recursos adicionales haya que meterle. Hoy no estamos metiendo recursos fiscales. Pero vamos a tener cuatro meses para hacer el diagnóstico. Creo que en ese momento sabremos si va a tener un costo sobre el presupuesto.