Los latinos también están subrepresentados en juntas directivas estadounidenses

Noticias destacadas de Economía

La composición racial de las juntas corporativas ha sido objeto de escrutinio a raíz de las protestas a nivel nacional tras el asesinato de George Floyd a manos de la policía.

El abogado Roel Campos tiene un mensaje para las docenas de compañías que se están comprometiendo a agregar a un director negro: no olviden que las juntas corporativas están aún más rezagadas en la contratación de miembros latinos.

Los latinos representan menos de 4 % de los puestos en juntas directivas de empresas Fortune 500 —que muestra a las 500 mayores empresas estadounidenses—, según Campos, presidente de Latino Corporate Directors Association (Asociación de directores corporativos latinos), que cuenta con 208 miembros. Este porcentaje representa menos de la mitad del de afroamericanos, a pesar de que los latinos representan una mayor proporción de la población estadounidense. La campaña Latino Voices for Boardroom Equity (Voces latinas por la equidad en juntas directivas), una iniciativa de la asociación y otros grupos lanzada el viernes, apunta a triplicar la participación de los latinos en puestos de juntas para 2023.

La composición racial de las juntas corporativas ha sido objeto de escrutinio a raíz de las protestas a nivel nacional tras el asesinato de George Floyd a manos de la policía. La semana pasada, grandes nombres como Zillow Group Inc., United Airlines Holdings Inc., Uber Technologies Inc. y Merck & Co. se comprometieron públicamente a ubicar a más directores negros en sus juntas directivas o en otros espacios. El nuevo grupo dirigido por Campos y otros líderes de la comunidad tiene como objetivo garantizar que los ejecutivos latinos no sean ignorados cuando se abra la codiciada vacante. Utilizará el hashtag #DiversityIncludesLatinos y convocará a grandes empresas que no tienen un director latino.

“Estamos totalmente aliados con el esfuerzo de Black Lives Matter”, dijo en una entrevista. “No estamos en contra de nadie. Lo que queremos es ser considerados junto con otras minorías cuando haya vacantes en las juntas. Estamos totalmente en desacuerdo con su propuesta de que los directores negros sean considerados primero”.

Los otros grupos dicen que aunque su enfoque inicial se dirige hacia los directores negros, también apoyan una diversidad más amplia en las juntas.

Board Diversity Action Alliance, una de las dos iniciativas anunciadas la semana pasada, apunta en última instancia a aumentar la diversidad para todos los grupos subrepresentados, dijo uno de sus líderes en una entrevista con Bloomberg TV. Ursula Burns, exdirectora ejecutiva de Xerox Holdings, ahora asesora principal de la consultora ejecutiva Teneo, dijo que la alianza comienza con un enfoque en directores negros debido a su relevancia en las discusiones actuales sobre raza.

Sin embargo, dijo Campos, comenzar con un enfoque en directores negros significa que los candidatos hispanos podrían no recibir la consideración adecuada.

“Esto tendrá el impacto de excluir a los latinos”, dijo. “Los latinos deben ser considerados para puestos en juntas cuando alguno quede disponible”.

Los directores negros representaron 10 % de los nuevos directores de las compañías Fortune 500 en 2019, el doble de la proporción de directores hispanos, dijo el reclutador ejecutivo Heidrick & Struggles en un informe sobre los cambios en juntas publicado la semana pasada.

Campos propone que los esfuerzos existentes para buscar la diversidad en juntas no se centren en ningún grupo en particular.

Latino Voices for Boardroom Equity se dirigirá primero a las empresas con sede en California que, según una ley en espera de la firma del gobernador, tendrían que tener al menos un miembro de un grupo subrepresentado en su junta directiva para fines de 2021 y hasta tres para fines de 2022. Después de que el estado aprobara una ley similar para las mujeres, la representación femenina aumentó, pero las latinas quedaron de lado.

Los hispanos son el grupo minoritario más grande de EE. UU.; representan aproximadamente 18,5 % de la población, en comparación con 13,4 % para residentes negros, según el Censo de EE.UU.

La tensión entre los grupos subrepresentados refleja, en parte, cuán rara vez quedan vacantes puestos en juntas, dijo Rusty O’Kelley, codirector de junta y director ejecutivo de asesoría en la firma de reclutamiento ejecutivo Russell Reynolds Associates. Si solo quedan vacantes unos pocos cientos de puestos en un año determinado, no hay suficientes oportunidades para atraer nuevos miembros y cumplir con los requisitos, dijo O’Kelley, y agregó que pocas juntas tienen límites de término o edades de jubilación obligatorias.

Algunas juntas, especialmente en los últimos seis meses, han optado por agregar un puesto cuando encuentran un buen candidato de un grupo subrepresentado, en lugar de esperar una vacante u obligar a un director a retirarse. O’Kelley también dijo que las juntas pueden ayudar en sus esfuerzos de diversidad al dejar de lado la idea de que los nuevos directores deben ser exdirectores ejecutivos, un cargo que pocos ejecutivos de minorías han logrado.

Comparte en redes: