Los problemas de Petrobras llegan a Europa

Ante la caída de los precios del petróleo, la empresa brasileña estaría incumpliendo con sus obligaciones. Por lo menos cinco firmas del Viejo Continente temen por pérdidas de sus inversiones.

Hace cinco años las compañías estadounidenses y europeas se peleaban por entrar al mercado brasileño con Petrobras. Hoy protestan por retrasos en los pagos. Bloomberg

Cuando la compañía italiana de servicios petroleros Saipem SpA gastó US$300 millones en Brasil, a principios de la década, se sumó a una larga lista de empresas extranjeras que competían por hacer negocios con Petróleo Brasileiro S.A. Ahora le cuesta conseguir que le paguen.

Saipem es una de por lo menos cinco compañías europeas que hicieron referencia a pagos retrasados, postergaciones de entregas y otras dificultades en Brasil en las conferencias telefónicas sobre ganancias del cuarto trimestre. Si bien las operaciones cotidianas funcionan, los socios de Petrobras también enfrentan obstáculos en cuanto a la toma de decisiones que afectan la planificación, dijeron funcionarios de asociados como Galp Energia SGPS S.A., BG Group Plc y Repsol S.A., quienes pidieron que no se revelara su identidad.

Se trata de un marcado contraste con lo que sucedía hace cinco años, cuando una ola de compañías de servicios petroleros europeas y estadounidenses se volcaban con avidez a Brasil para construir plantas e instalar oficinas. En aquel entonces, Petrobras aumentaba las inversiones a más de US$100 millones diarios luego de hacer los mayores descubrimientos de crudo del hemisferio occidental en décadas. En la actualidad, Petrobras reduce el gasto a medida que caen los precios del petróleo y se encuentra excluida de los mercados de crédito como consecuencia de un vasto escándalo de corrupción.

“Brasil es un gran mercado”, dijo en entrevista telefónica Terje Soerensen, máximo responsable ejecutivo de la firma noruega Siem Offshore Inc., operadora de barcos de aprovisionamiento. “Cuando se detiene, toda la industria se ve afectada”.

Postergación de entregas

Siem no sabe si los cuatro a seis barcos que había reservado para contratos brasileños se van a necesitar ahora, dijo Soerensen.

Ejecutivos de Saipem dijeron en una conferencia telefónica sobre ganancias del 16 de febrero que algunos pagos de Petrobras estaban retrasados. El máximo responsable de la compañía noruega Aker Solutions ASA, Luis Araújo, dijo en una entrevista del 17 de marzo que se pidió a la empresa que postergara las entregas de equipamiento. Vallourec S.A., una firma francesa fabricante de oleoductos, y Alfa Laval AG, una compañía sueca de ingeniería para la industria petrolera, también hablaron de un clima de negocios difícil en conferencias telefónicas de febrero.

Las empresas estadounidenses proveedoras de servicios petroleros Halliburton Co. y Schlumberger Ltd. manifestaron preocupaciones similares. Halliburton, que tiene sede en Houston, considera que la actividad seguirá declinando en Brasil, según dijo este año en conferencia telefónica el presidente de la compañía, Jeff Miller. Los recortes del gasto que ha anunciado Petrobras generarán “desafíos” este año, dijo Paal Kibsgaard, máximo responsable de Schlumberger.

Un funcionario de prensa de Petrobras no pudo hacer declaraciones de inmediato. Funcionarios de prensa de BG y Repsol, que tienen sede en Londres y Madrid respectivamente, se negaron a hacer declaraciones, mientras un funcionario de prensa de Galp, que tiene sede en Lisboa, no contestó una solicitud de declaraciones enviada por correo electrónico.

 

últimas noticias

Comenzó el Smart City Business en Medellín