Luchando por marca propia

La pyme Exotic Organic Herbs vende a Estados Unidos desde 2006, pero a través de intermediarios.

Carlos Castañeda espera llenar los supermercados de EE.UU. de productos con su marca.

Cuando usted va a una plaza de mercado en cualquier ciudad colombiana y pasa por la zona de hierbas aromáticas no se imagina que este mismo negocio en Estados Unidos es altamente rentable. Y esto fue lo que identificó Carlos Castañeda, un bogotano que desde 2006 vende US$1,2 millones anuales con este tipo de productos orgánicos.

Castañeda sostiene que las estaciones en Estados Unidos se convirtieron en su principal aliado, ya que mientras en las fincas de Tabio (Cundinamarca) y Flandes (Tolima) se cultiva durante todo el año las 10 variedades, allí esto es imposible y, pese a que ha intentado sembrar en California, donde las temporadas son más suaves, no es suficiente para atender un mercado de más de 300 millones de personas. Pero tampoco lo es la empresa de Castañeda, Exotic Organic Herbs, que desde 2006 exporta entre 5 y 6 toneladas al año de 10 variedades de hierbas aromáticas.

“Nosotros tenemos una bodega refrigerada en Miami, desde donde distribuimos a nuestros clientes por libras y kilos, pero que por falta de pólizas, que están entre los US$20 mil y US$30 mil, tenemos que vender a intermediarios locales, conocidos como reempacadores, que con sus marcas están en todos los supermercados donde queremos estar”.

En una visita a Chicago, realizada por Proexport, Castañeda mostró en el Angelo Caputo’s que sus hierbas aromáticas están allí, pero no su marca. “De una libra que nosotros vendemos entre US$4 y US$5, los intermediarios sacan 28 clans (paqueticos por gramos) que venden a US$2,89. Saque la cuenta...”, recalcó el empresario que espera llenar estos supermercados con su propia marca, pero se requiere tener mayor capacidad para estar allí.

Por ahora trabajan en el montaje de otra bodega en Miami, con la que esperan inundar las tiendas con sus productos, aunque no con su propia marca.

Asimismo, trabaja en el estudio de mercado para entrar en Canadá, un país donde el producto es mejor pago y donde hay un gran potencial al que ingresarán con su marca propia.

No obstante, no ve tan lejos llegar a Europa, donde el mercado orgánico está más desarrollado, sin embargo, hay problemas de logística, ya que no hay vuelos de carga diarios, sino que deben enviarse los productos en aviones de pasajeros y esto impide que llegue en buenas condiciones. “Pese a que hay competencia fuerte como Israel, hay posibilidades de competir, especialmente en los mercados alemanes, donde los precios son muy buenos”, recalcó.

 

 

[email protected]

@jairochacong

Temas relacionados