15 May 2021 - 2:00 a. m.

Luz de optimismo con crecimiento del 1,1 % del PIB

El dato para el primer trimestre de 2021 da señales de que el país podría estar entrando en una senda de recuperación. Gobierno y empresarios esperan que los bloqueos viales no afecten la reactivación.

Redacción Economía

Redacción Economía - Negocios

La buena noticia, en general, es que la economía colombiana pareciera estar muy cerca de volver al ritmo de crecimiento que registraba antes de la entrada de la pandemia. El dato del Producto Interno Bruto (PIB), que reveló el DANE para el primer trimestre de 2020, superó todas las expectativas de analistas y se ubicó en 1,1 %, lo que no solo es terreno positivo, sino un punto entero por encima de los pronósticos más optimistas.

“Es el primer dato positivo desde que inició la pandemia y confirma la capacidad de nuestro aparato productivo para sobreponerse a la difícil situación generada por el COVID-19, que afectó toda la cadena: desde agricultores, transportadores y tenderos, hasta la industria y el comercio”, dijo Bruce Mac Master, presidente de la Andi, a través de un comunicado.

Lea también: Cómo le ha ido a la economía colombiana en 2021

La cifra del acumulado del trimestre, aunque representa buenas noticias, sigue siendo ciertamente modesta a ojos de algunos gremios de la producción, como Fenalco. “Una vez más se muestra que el comercio y los servicios de gastronomía y alojamiento son los más perjudicados, con un crecimiento negativo del 0,8 %”, señaló el presidente del gremio, Jaime Alberto Cabal.

Por debajo del titular general hay varios detalles para examinar con algo más de detenimiento. En primer lugar, las cifras de crecimiento de marzo son muy positivas, con un crecimiento de la economía que llegó al 11,8 % y que prácticamente impulsó el registro de todo el trimestre, pues en enero y febrero los datos fueron negativos (-4,1 y -2 %, respectivamente).

¿Qué pasó en marzo? Varios sectores y renglones se comportaron por encima de las expectativas y hubo recuperaciones notables en puntos claves. El primero de estos fue la manufactura, que tuvo un avance del 7 % frente a marzo de 2020, algo que fue celebrado desde diversas esquinas, como el Ministerio de Hacienda, en cabeza de José Manuel Restrepo, y la Cámara Colombiana de la Confección y Afines (CCYA): “Lo importante que hay que resaltar es que vemos que se comenzaron a dar cifras positivas, tras tres trimestres del PIB con números negativos, y uno de los sectores que aportó a este crecimiento fueron las manufacturas”, dijo Camilo Rodríguez, su presidente.

Las actividades secundarias, entre las que se encuentran manufactura y construcción, por ejemplo, tuvieron un avance del 24,9 % en marzo, “la primera vez que hay un crecimiento en la variación anual”, según Juan Daniel Oviedo, director del DANE, quien afirmó que también “vemos de forma significativa un impulso del 2,3 % en el valor agregado de este renglón frente a febrero, debido fundamentalmente al cambio de tendencia en la construcción”.

Vale la pena decir que el sector construcción tuvo un crecimiento del 32 % en la variación anual de este mes (es decir, si se compara marzo 2020 y 2021), cuando en enero y febrero había mostrado valores negativos: -18,9 y -17,3 %, respectivamente. Sandra Forero, presidenta de la Cámara Colombiana de la Construcción (Camacol), destacó que “en el subsector de edificaciones el decrecimiento del -2,2 % es el menor que hemos observado a lo largo del último año”, a la vez que celebró los aumentos que ha habido en edificación de vivienda (26,2 % anual).

De hecho, en marzo, excepto el renglón de explotación de minas y canteras, el resto de los 12 sectores que monitorea el DANE mostraron un desempeño igual o superior al promedio histórico del Indicador de Seguimiento de la Economía (ISE), que mide la salud de la economía nacional mes a mes.

Las actividades primarias y terciarias (que agrupan renglones como el agro, el comercio, el transporte, entre otros) lograron llegar en marzo a los niveles de producción que registraron en febrero de 2020, antes de la llegada de la pandemia.

También vale la pena decir que la curva de contagios que hoy tiene sumido al país en un tercer pico comenzó a crecer justamente a finales de marzo, aunque su fortalecimiento llegó plenamente en abril.

El trimestre y la recuperación

Para el total del primer trimestre, las actividades artísticas y de entretenimiento comandaron el crecimiento en variación anual (medición contra el mismo período del año pasado), con 7,6 %, seguidas por industrias manufactureras (7 %), actividades financieras y de seguros (4,9 %) y el renglón de administración pública, defensa, educación y salud (3,5 %).

La variación intertrimestral, o sea la que se hace frente a los últimos tres meses de 2020, muestra un panorama interesante para ciertos aspectos. “En términos generales, los resultados del PIB están mostrando un desempeño positivo en el primer trimestre, en comparación con el trimestre inmediatamente anterior, que es la comparación que debe hacerse para evaluar si se está dando una reactivación”, opinó Mario Valencia, docente universitario, analista y columnista de este diario.

Sergio Olarte, economista principal de Scotiabank Colpatria, afirmó que las cifras indican que “estamos saliendo de la recesión” por cuenta de sectores que se han podido adaptar mejor a las nuevas condiciones de la economía con restricciones de movilidad parciales y que tuvieron una expansión mayor a la esperada.

Sin embargo, para Valencia, “es temprano para hablar del fin de la recesión, porque el crecimiento sigue estando afectado por los confinamientos y la lentitud en la vacunación”. Y añadió que, en comparación con el último trimestre de 2020, “no es una buena noticia que uno de los sectores jalonadores sea el minero, porque confirma que el crecimiento se está dando de manera inercial y soportado en precios internacionales. Es obvio que ninguna reforma de política económica se ha hecho para producir la reactivación, lo que prueba que el mercado laboral sigue estando muy golpeado”.

Rodríguez, de la CCYA, también expresó una preocupación por el panorama laboral al decir que “de acuerdo con el informe del DANE sobre la producción manufacturera, el subsector confección fue el que más aportó a la pérdida de empleos dentro de las manufactureras. Necesitamos recuperar la confianza y el dinamismo económico para poder salir de este hueco en el que nos encontramos”. Vale la pena aclarar que el desempleo ha mostrado una serie de altibajos y a marzo la tasa de desempleo se ubicó en 14,2 %.

Vea también: ¿Cuáles son las razones que alimentan el Paro Nacional?

Para Restrepo, ministro de Hacienda, la expansión del 1,1 % “es una cifra que supera todas las expectativas que teníamos y que tenían otras autoridades económicas para este período, por lo tanto, es una gran noticia”. El entusiasmo, sin embargo, va acompañado de preocupaciones por los resultados de los bloqueos y las afectaciones económicas derivadas del paro nacional.

Todos los gremios, además del Minhacienda, hicieron un llamado a permitir el tránsito de mercancías y a una concertación de los desacuerdos. “Como lo hemos manifestado recientemente, la ciudadanía colombiana viene de vivir una complejísima situación relacionada con la pandemia y sus duros efectos económicos. La capacidad que tiene nuestra economía de superar dificultades debe motivar a los líderes del paro y al Gobierno Nacional a construir soluciones a la coyuntura del momento”, dijo Mac Master.

Por su parte, BBVA Research aseguró que “los confinamientos debidos a la pandemia que se dieron en abril e inicios de mayo y, mayormente, el efecto económico de las protestas en Colombia, pueden hacer retroceder el dinamismo que traía la economía al cierre del primer trimestre.

A esto se le une la fuerte caída en la confianza de los consumidores, lo cual puede detener algunas decisiones de gasto de los hogares”.

La recuperación, que parecía arrancar más en forma en marzo, es en efecto una preocupación de gran calado. Valencia finaliza diciendo esto sobre la reactivación: “Creo que va a ser un proceso lento, con muchos obstáculos que superar. Pero, sobre todo, si no se hacen reformas comerciales y productivas, el punto de llegada no será una mejor economía, sino la misma que teníamos en 2019, que ya de por sí era bien mala”.

Comparte:

Regístrate al Newsletter de hoy

Despierta con las noticias más importantes del día.
Al registrarse, acepta nuestros T y C y nuestra Política de privacidad.
X