Luz verde al recorte griego por 11.700 millones de euros

Los partidos políticos se pusieron de acuerdo para hacer este ahorro que dará paso a ayudas financieras por 130.000 millones de euros.

Grecia, al igual que España, tendrá que apretarse de nuevo el cinturón para que sus acreedores –el Fondo Monetario Internacional y la Unión Europea- le vuelvan a hacer préstamos. Esto significa que en los próximos dos años el gobierno griego deberá poner en marcha recortes presupuestales por 11.700 millones de euros.

Antonis Samarás, primer ministro de Grecia, acordó este miércoles con los partidos políticos de su país este plan de austeridad. “La reunión se desarrolló en un buen clima y acordamos las líneas maestras de los recortes que debemos hacer para ahorrar los 11.700 millones de euros”, dijo el ministro de Finanzas griego, Yannis Sturnaras al terminar su reunión con miembros de los partidos Pasok e Izquierda Democrática.

Por ahora, el Gobierno se niega a reconocer si se harán recortes salariales y pensionales. Por lo pronto, Samarás comentó que “aún queda camino por recorrer” en materia del plan de ahorro que dará paso a una ayuda financiera internacional de 130.000 millones de euros.

Evangelos Venizelos, cabeza del partido Pasok, señaló que conseguir este monto para cumplir las exigencias “es casi imposible” y recordó que esta dificultad siempre estuvo presente aunque se está agravando por las previsiones de recesión existentes.

De acuerdo con los cálculos del gobierno griego, la economía de ese país podría contraerse un 6,7% en lo corrido de este año y no un 4,5% como se estimó inicialmente. Las razones, el aumento de los recortes y la proliferación de despidos masivos en cargos públicos.