Luz verde del Parlamento griego a propuesta de acuerdo con acreedores

Hubo oposición de varios diputados de Siriza.

El primer ministro griego, Alexis Tsipras pidió al Parlamento griego apoyo.

La propuesta presentada la noche del jueves por Atenas fue considerada por fin "positiva" este viernes por los acreedores, tras cinco meses de ásperas discusiones, al tiempo que Alexis Tsipras reconocía que está "lejos" de las promesas de Siriza pero es la mejor posible.

Esta doble actitud hacía retroceder, al menos de forma temporal, la sombra del Grexit, una salida de Grecia de la zona euro.

Fueron necesarias exactamente 24 horas para que, a las 23H00 en Bruselas (21H00 GMT), medianoche en Atenas, una fuente europea revelara que las tres instituciones acreedoras (UE, BCE, FMI) consideraban "positiva" la propuesta de Atenas y "base de negociación" de cara a un tercer rescate al país por un valor de 74.000 millones de euros.

Exactamente al mismo tiempo, el primer ministro griego, Alexis Tsipras, hablaba en el Parlamento para pedir a los disputados de todas las tendencias un voto de "alta responsabilidad" para "mantener con vida al pueblo" y autorizarle a negociar este plan, al tiempo que reconocía que el Gobierno cometió "errores", que el plan estaba "muy alejado" de las promesas de Siriza, pero al final era el mejor posible.

La propuesta será examinada este sábado por los ministros de Finanzas de la zona euro, el Eurogrupo, antes de conducir "en el mejor de los casos a un acuerdo político" antes de una cumbre extraordinaria de los 28, el domingo, que podría relanzar oficialmente las negociaciones.