En marcha acciones para superar emergencia por atentados en Norte de Santander

Los ataques terroristas contra el oleoducto Caño Limón se registraron el martes en jurisdicción de la vereda Guachimán en Tibú.

Medidas de contingencia para frenar desastre ambiental por atentados terroristas.Ecopetrol

En desarrollo del plan de contingencia que se activó por los recientes ataques contra la infraestructura petrolera en Norte de Santander, se pusieron en marcha varias acciones con el fin de mitigar el impacto de los atentados en las comunidades y el medio ambiente, informó Ecopetrol en un comunicado.

La primera medida fue la protección de la bocatoma del acueducto municipal de Tibú y la instalación de dos puntos de control operativos en la desembocadura de Caño Cinco y  Los Samanes sobre el río Tibú, con el fin de contener el crudo derramado.

Adicionalmente se activó un punto de control permanente en la vereda Club de Leones, en el mismo afluente, y se mantiene activado otro punto en La Gabarra sobre el río Catatumbo, dice el informe de prensa.

Dice Ecopetrol que apoyará la emergencia con 12 carrotanques de agua, los cuales serán entregados al Consejo Municipal de Gestión del Riesgo y Desastres de Tibú para su distribución a la comunidad.

Los ataques terroristas contra el oleoducto Caño Limón se registraron el martes en jurisdicción de la vereda Guachimán en Tibú y en la vereda Filo Guamo en el municipio de Teorama, ambos en el departamento de Norte de Santander. Adicionalmente se registró un atentado contra el oleoducto I 21 en la vereda Campo Seis, propiedad de Ecopetrol, a la altura del km 13 + 135, en el municipio de Tibú.

Con el apoyo de las Fuerzas Militares se están asegurando las zonas afectadas para que el personal técnico de Ecopetrol ingrese a realizar las labores de atención de la emergencia, limpieza de áreas afectadas y reparación de la infraestructura.

Ecopetrol rechaza enfáticamente estas acciones ilícitas que ponen en riesgo la integridad de las personas, afectan gravemente el medio ambiente, impiden el bienestar de las comunidades y el normal desarrollo de las actividades petroleras, dice el informe de prensa de la petrolera colombiana.

Minminas rechaza acción dinamitera

“¿Qué tiene de revolucionario dejar sin agua a Tibú, sin luz a Tumaco y derramar petróleo en ríos del Putumayo?, los que más pierden son los más pobres”, dijo el Ministro de Minas y Energía, Tomás González, al rechazar las acciones terroristas que atentan contra la población colombiana, la infraestructura del sector de los hidrocarburos y el medio ambiente.

El ministro en compañía de su par de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Gabriel Vallejo, del alcalde del municipio de Tibú, directivas de Ecopetrol y miembros del Ejército Nacional, realizó un sobrevuelo en la zona para evaluar y establecer planes de contingencia, dstaca un informe del ministerio.

“Estamos coordinando junto a Ecopetrol acciones para mitigar el impacto ambiental y contener el derrame de crudo, asimismo, es relevante proteger el agua y garantizar el abastecimiento del líquido a la población. Insistimos en el rechazo contundente a este tipo de acciones que afectan directamente a los colombianos, y lo que es peor en la mayoría de los casos a las poblaciones más vulnerables”, dijo el Ministro.

Las medidas de contingencia en primera instancia se han enfocado en la protección de la bocatoma del acueducto municipal de Tibú, así como en la instalación de dos puntos de control en la desembocadura del río. De igual forma, se instaló un punto de control permanente en la vereda Club de Leones, así como en el río Catatumbo, específicamente en el sector de La Gabarra.

La Fuerza Pública adelanta actividades para asegurar la zona y permitir que las cuadrillas de técnicos ingresen para realizar las reparaciones correspondientes. Ecopetrol ha puesto a disposición del Consejo Municipal de Gestión del Riesgo y Desastres de Tibú, 12 carrotanques con agua potable que será distribuida a la comunidad para subsanar el daño realizado por el grupo terrorista, indica el informe de prensa.