Materias primas cierran a la baja

La tensión mundial hizo que el precio del oro tocara su menor nivel desde enero de 2011. La plata siguió por la misma senda.

Tras dos sesiones de números rojos, la cotización del oro cerró la semana por debajo de los US$1.400. / EFE
Tras dos sesiones de números rojos, la cotización del oro cerró la semana por debajo de los US$1.400. / EFE

Concluye una semana volátil rodeada de datos empresariales desfavorables en Estados Unidos, fuertes caídas en los precios de los commodities y un desafortunado atentado terrorista en Boston, que provocaron desequilibrios en los mercados mundiales.

Una muestra del mal momento de las materias primas es el precio por barril de petróleo tipo WTI, de referencia para Colombia, que cayó en promedio 3,78%. Importantes jugadores del sector, como la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), contemplan convocar a una reunión extraordinaria para analizar la disminución de los precios del oro negro, que desde hace bastante tiempo viene afectando a los productores.

“Existe una sobreoferta de crudo en el mercado y el desempeño tan pobre que tiene la economía se conjuga para crear una situación de caída del precio. Creemos que el barril de referencia para la OPEP tiene que mantenerse en un piso de US$100”, afirmó Rafael Ramírez, ministro de Petróleo de Venezuela.

Los metales tampoco han sido ajenos a esta debacle. El precio del oro tocó en los últimos cinco días su nivel más bajo desde enero de 2011, al llegar a los US$1.321 la onza tras acumular un desplome de 14% en dos sesiones; ayer se cotizaba a US$1.398,84 por onza.

Además la plata, que camina de la mano del metal dorado, acumuló una caída semanal de 8,8%, su peor período desde 2011. En la última sesión hábil se ubicaba en US$23,07 la onza.

Por lo anterior, el mayor productor de plata del mundo, Fresnillo, afirmó que revisará sus planes de exploración de gasto debido a las fuertes caídas que han sufrido los precios en los últimos días.

“Seguimos comprometidos con nuestros objetivos a largo plazo de producir 68 millones de onzas de plata y 500.000 onzas de oro al año para 2018, pero lo haremos con una visión para maximizar los beneficios para todas nuestras partes interesadas”, aseguró Octavio Alvídrez, CEO de la compañía.

Las fuertes caídas han puesto a muchos a repensar sus apuestas, aunque Marco Dunand, presidente ejecutivo de Mercuria, uno de los cinco mayores operadores mundiales del sector energía, afirma que el panorama a largo plazo todavía es prometedor para aquellos que sepan sortear los obstáculos en el mercado.

Con respecto al WTI, ayer se cotizaba en niveles cercanos a US$87,85 el barril.

 

Temas relacionados