¿Cómo responder a los retos en materia de medio ambiente y desarrollo sostenible?

hace 1 hora

Con mayor IVA, dólar alto y Colombiatex, arranca el año de la industria textil

Un aumento en el contrabando es una de las preocupaciones del sector luego de la reforma tirbutaria.

/ Archivo

Aun con los impactos que la reforma tributaria podría tener en el consumo interno, la industria textil espera un buen inicio de año de la mano del evento que inaugura la agenda regional del sector, la edición número 29 de Colombiatex de las Américas, en Medellín, entre el 24 y 26 de enero. La feria recibirá a cerca de 500 expositores, 45% de ellos de origen internacional, 13.000 compradores nacionales y otros 1.800 de 60 países.

El evento, para su organizador, el Instituto para la Exportación y la Moda, Inexmoda, es una oportunidad para favorecer el ambiente de negocios, con una expectativa de US$300 millones. Se trata de un dinamismo necesario para una industria que entre enero y octubre de 2016, dicen las cifras de la encuesta de opinión industrial de la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia, Andi, cayó 2,6% en producción y 2,4% en ventas totales.

Inexmoda ve el 2017 como un año con potencial para que los industriales aprovechen el comportamiento del dólar, que, tras una depreciación de 17% desde agosto de 2014, se ha estabilizado en una tasa de cambio que ronda los $3.000.

De acuerdo con los últimos datos de exportaciones del Departamento Administrativo Nacional de Estadística, Dane, en noviembre del año que acaba de terminar, el valor de las ventas externas de hilados, tejidos, artículos confeccionados de fibras textiles y productos conexos aumentaron su valor en 5,4% hasta casi US$20 millones, en comparación con el mismo mes de 2015. Sin embargo en julio, al término del paro camionero que se inició en junio, las exportaciones de esas mismas manufacturas cayeron más de 40%.

Para Carlos Eduardo Botero, presidente de Inexmoda, en materia exportadora aún hay una tarea por hacer. “Es un tema estructural, porque vivimos siete u ocho años de revaluación muy fuerte y la gente dejó de exportar. El TLC (con Estados Unidos) encontró una industria muy debilitada en sus plataformas de exportación y recuperar esos mercados no es fácil”, aseguró.

Por otro lado, las exportaciones textiles tradicionalmente se han sostenido con los países vecinos, como Ecuador y Venezuela, con los cuales en los últimos años no ha habido relaciones diplomáticas ni comerciales estables. Para Álvaro Hincapié, presidente de la empresa Enka, el sector debe enfocarse en la producción especializada a través de tecnologías de punta para incursionar en mercados externos, con un enfoque particular en Estados Unidos.

Por su parte, Carlos Eduardo Botero opinó: “Hay que hacer una gran misión liderada por el Ministerio de Comercio y las compañías del sector, para irnos a reuniones de alto nivel a México, Estados Unidos, Canadá y Europa, para generar plataformas de exportaciones”.

En cuanto al consumo interno en 2016, de acuerdo con datos que Inexmoda tiene hasta octubre, las compras de indumentaria sumaron $10,3 billones, 5,5% más en pesos pero apenas 0,9% más en unidades. La inflación –que en los últimos 12 meses se ubicó en 6,39%- y el paro camionero, dos situaciones que estuvieron en estrecha relación, son dos de los principales factores que explican ese comportamiento. Según las proyecciones que tenía el instituto en diciembre, el 2016 dejaría casi 6% de crecimiento en el valor del consumo pero sólo 2% en crecimiento de unidades vendidas.

Para 2017, la industria tendrá que hacer frente a un aumento en el IVA en tres puntos porcentuales, hasta el 19%, que aplica para la ropa, lo cual podría tener un impacto en la demanda. Según Hincapié, “era una reforma que el país requería para no perder el grado de inversión, que sería supremamente complicado. Pero sin duda tendrá un impacto en el consumo no solo por el IVA sino por los impuestos a las compañías y a los asalariados, impacto que apenas vamos a empezar a digerir”.

De acuerdo con el presidente de Enka, “preocupa que ahora este incremento del IVA haga que las cosas se vuelvan más atractivas para el contrabando”. Actualmente, se calcula que cerca del 30% del consumo interno es de procedencia ilegal, y por esa razón para Inexmoda la lucha contra el contrabando también está entre los mayores retos de 2017.

Para Carlos Eduardo Botero, la ley Anticontrabando no ha funcionado “porque a pesar del buen trabajo de la Polfa hay problemas de corrupción y justicia complicados en los que hay que seguir trabajando”. Agregó: “¿cuántas reformas tributarias nos habríamos evitado?”, en caso de que las “redes sofisticadas de lavado de activos” que existen se desmantelaran.