Mecanización, entre los asuntos que la Fedecafé discutió en Brasil

En Minas Gerais los productores aseguraron que las máquinas significan un ahorro de 50% en mano de obra.

/ Bloomberg

Luego de una semana de recorrido por las principales zonas productoras de café de Brasil, la Federación Nacional de Cafeteros (FNC) informó que concluyó la visita al país vecino de la delegación colombiana, encabezada por Roberto Vélez, gerente de la FNC.

Hubo una reunión con el viceministro de Agricultura, Francisco de Assis da Silva Lopes, y altos funcionarios del Ministerio y del Gobierno de Brasil, en la que “se reabrieron espacios de concertación y trabajo conjunto entre ambos países, líderes en materia cafetera a nivel mundial”, según la FNC.

Entre los asuntos que la delegación pudo constatar están los efectos de la sequía que atraviesa el mayor productor de café del mundo desde hace cerca de tres años. Eso se ha repercutido en la producción de robusta, que ha impactado entre 45 y 55% de las fincas de Espírito Santo.

En Bahía, “los productores de esta región manifestaron que los efectos del tiempo seco han sido menores y que las productividades se conservan en niveles altos y competitivos, con disponibilidad de riego”, de acuerdo con la FNC.

Más al sur, en Minas Gerais, fue posible observar “los avances en mecanización de labores agronómicas para pequeños productores, en lotes de pendientes suaves, basados en motocicletas modificadas como triciclos y con aperos para efectuar diferentes labores como: aplicación de fertilizantes y de materia orgánica, encalamiento, rozada de arvenses, aspersión de cafetales, etc”.

Los productores locales coincidieron en que los ahorros en mano de obra pueden ser del 50% o más para la zona, en donde la fuerza de trabajo escasea.

En el estado de Sao Paulo, la delegación visitó las empresas Jacto, reconocida por la producción de equipos de aspersión para productores agrícolas de todos los tamaños, y Brudden, pionera desde 2002 en el desarrollo de la máquina derribadora de café utilizada en la recolección en zonas de caficultura de pendiente y de pequeños productores.

La derribadora ha estado siendo probada en Colombia, a través de investigaciones conducidas por Cenicafé, según la Federación.

“En el intercambio de opiniones con los ingenieros de la empresa Brudden se hicieron solicitudes de diseño y operatividad por parte de la delegación colombiana, las cuales tuvieron una muy positiva recepción”, concluyó la Federación.