Mejora desempleo en EE.UU: ¿Bien por ellos mal por Colombia?

El fortalecimiento estadounidense ratifica el fin de la crisis de 2008 para este país, sin embargo, el efecto sobre la economía colombiana es agridulce.

Este viernes el mundo conoció que el desempleo de noviembre en Estados Unidos fue el mejor desde 2012, pues el Departamento de Trabajo de los Estados Unidos dijo que durante este mes se crearon 321.000 empleos, superando fácilmente los pronósticos de los analistas, que eran de 230.000, mientras la cifra de desempleo se mantuvo en 5,8%, que coincide con las expectativas.

Este noticia ratifica el regreso del gigante económico que dominó durante el siglo XX, pues desde que este país comenzó a intensificar su explotación del crudo No Convencional logró recuperar los niveles de producción de crudo de 1985 (9 millones de barriles diarios) en tan solo tres años. Y teniendo en cuenta que según The Economist, más del 50% de la producción de Estados Unidos es petroleó, es claro que el Fracking ha permitido que esta potencia vuelva tener los indicadores económicos de antes de la crisis de 2008.

El último reporte de fortalecimiento de la economía estadounidense se reflejó en su moneda, pues durante el día en que salió el informe de empleo la mayoría de las divisas del continente se habían devaluado. Sin embargo la tasa de cambio local (TRM) con un 1,67% de valorización era una de las que más había presentado alzas, lo cual provocó que el dólar en Colombia pasara de costar $2.800 a $2.300 en menos de dos horas.

A pesar de que el incremento del valor de la TRM ha ayudado a amortiguar los efectos de la caída del precio del petróleo, se podría decir que el efecto de haber pasado de un dólar a $2.000 a $2.300 en menos de tres meses tiene un efecto mixto sobre la economía colombiana.

Por un lado es claro que la industria se está beneficiando, pues subsectores como el café al igual que el de las flores han ganado un crecimiento de la renta recibida de más de 15% desde septiembre de este año por hacer parte de la comunidad exportadora nacional.

Sin embargo uno de los mercados que ha sido bastante castigado es el bursátil, porque cuando un país presenta tanta volatilidad en su tasa de cambio, esto asusta a los inversionistas extranjeros porque lo que llegarían a ganar por la valorización de la acción que compran lo podrían perder por la devaluación de la moneda.

Es por esto que si se analiza el comportamiento de la Bolsa de Valores de Colombia desde septiembre de 2014 se aprecia que el índice de capitalización bursátil Colcap ha perdido más de 15% de valorización.

Además históricamente se ha visto que cuando el dólar se fortalece como consecuencia de los buenos resultados macroeconómicos de Estados Unidos, el precio internacional del petróleo tiende a caer. Es por esto que tras conocerse el reporte de empleo de este viernes los referentes de la cotización de crudo WTI y BRENT registraron caídas de 1,66% y de 1,13% respectivamente.

El problema es que esto impacta directamente el comportamiento de los títulos de las petroleras las cuales son algunas de las compañías más importantes del mercado accionario local. Es por esto que mientras no se logre una estabilidad en la tasa de cambio colombiana es probable que las acciones de la BVC sigan siendo castigados, y excesivamente vendidas.

Por otro lado Esteban González, analista de Alianza Valores, advirtió que “el crecimiento tan acelerado de la tasa de cambio presenta un riesgo adicional, pues esto puede tener implicaciones inflacionarias. Es claro que cuando la TRM se valoriza de esta forma, el costo de los bienes de la canasta básica que son importados se encarecen, lo cual provoca que las personas pierdan poder adquisitivo”.


[email protected]
@camilovega0092

Temas relacionados