Mercado esperanzado

La plaza local solo ha presenciado una leve volatilidad en el mercado cambiario, causada por menores compras de dividas por parte del Banco de la República y los dividendos de Ecopetrol.

A lo largo de la semana, el índice Colcap mostró un alza superior a 0,50%.

Los días avanzan en Washington de forma pausada, con los ojos puestos entre el Capitolio y la Casa Blanca. El pulso de poder entre los republicanos y la administración del presidente Barack Obama ha entrado en la fase de diálogos: las posiciones extremas de los representantes a la Cámara se han moderado y ya se habla de fórmulas concretas para que el Legislativo apruebe una ampliación en el cupo de endeudamiento.

Pero las conversaciones aún no llegan a buen puerto y Estados Unidos asiste hoy al día número 12 del cierre del Gobierno, en el cual alrededor de 800.000 funcionarios públicos continúan en vacaciones forzadas sin pago mientras sitios turísticos emblemáticos, como la Estatua de la Libertad y el museo Smithsonian, aún no abren sus puertas al público.

Más allá de las fronteras, las diferentes economías diseñan planes de emergencia. Mientras China, el principal tenedor de deuda estadounidense, y Japón realizan presiones diplomáticas para que no solo se llegue a un acuerdo político sino que se protejan sus compromisos e inversiones, países como Chile y México hacen proyecciones del impacto en el eventual futuro en el que EE.UU. deje de pagar sus deudas.

En los mercados internacionales, la tensión es menos evidente. Si bien durante la primera semana del cierre el nerviosismo de los inversionistas ocasionó caídas en los principales indicadores bursátiles, ayer se vivió un panorama optimista: el cambio de posición de los republicanos se convirtió en una variable clave para que plazas como Tokyo, París, Londres o Frankfurt mostraran un comportamiento estable durante la jornada de ayer.

Ese mismo sentimiento lo perciben los actores de la Bolsa de Valores de Colombia. “La entrada de EE.UU. en un cese de pagos ya no es un evento tan claro como hace una semana, y una buena parte del mercado cree que el fin de semana se alcanzará un acuerdo definitivo sobre el techo de la deuda”, explica Jorge Cardozo, analista de renta fija de la firma Corredores Asociados.

A lo largo de la semana, el índice de capitalización Colcap, el indicador estrella del mercado, gozó de un buen comportamiento que lo llevó a crecer 0,53% en su cotización; pero un panorama diferente se vivió frente al dólar, con una caída cercana a los $20 en la tasa de cambio. Claro que sus razones no fueron motivadas por la indecisión en Washington.

“Más allá de esa situación, el mercado respondió tanto al anuncio del Banco de la República de recortar en hasta $1.500 millones sus compras mensuales de divisas, como al abono que Ecopetrol debe realizarles a sus accionistas el 16 de octubre por dividendos, lo que la ha llevado a monetizar grandes cantidades de divisas”, comenta Cardozo.

Ese comportamiento deja en claro que Colombia está viviendo una nueva fase y que ya no es tan propensa a la inestabilidad económica de su principal socio comercial. “Lo mismo ocurrió en 2008, cuando el estallido de la crisi financiera repercurtió en menor medida aquí. El sistema financiero se ha fortalecido. Los inversionistas entienden ahora que la crisis de EE.UU. es política y que el mundo no está en quiebra”, dice Rupert Stebbings, vicepresidente de Mercados de Bancolombia.
En su opinión, la volatilidad del dólar no se agravará en el próximos meses y la tasa de cambio cerraría en níveles cercanos a los $1.896.

 

últimas noticias