Mexicanos más ricos multiplicaron su fortuna por cinco

Así lo anunció en su informe la firma Oxfam sobre "Desigualdad extrema en México. Concentración del poder económico y político".

Los 16 mexicanos más ricos multiplicaron por cinco su fortuna entre los años 1996 y 2014, un dato que ejemplifica el "gran problema de la desigualdad" en el país, que conduce a que se cree una sociedad donde "prima el privilegio y no los derechos" de los ciudadanos, afirmó Oxfam.

La organización presentó su informe "Desigualdad extrema en México. Concentración del poder económico y político", en el que aporta cifras como que el 1 % de la población acapara el 43 % de la riqueza del país, algo que lastra el crecimiento económico de todo el país.

El economista Gerardo Esquivel, encargado de la elaboración del reporte, señaló que, además, el bajo crecimiento que se da es "excluyente" e "impide que la parte más baja de la población se beneficie".

El país no cuenta con una política tributaria progresiva, sino que está diseñada para beneficiar a las grandes fortunas; por el contrario, se siguen tendencias que perjudican al resto de la población, como mayores impuestos en el consumo, dijo el economista.

Además, las empresas de los cuatro millonarios más ricos del país, que acaparan el 9 % del PIB, corresponden a sectores que fueron privatizados o están regulados por el Estado, lo que indica que "o han sido otorgados en condiciones muy benévolas o regulados de manera muy laxa", señaló Esquivel, quien habló de una "captura política" por parte de los grandes empresarios.

La acaparación por parte de estas fortunas tiene un "impacto directo en la economía", porque reduce el mercado interno, un factor que "ha sido muy evidente en México en los últimos años", indicó por su parte el director de Oxfam en el país, Jesús Cantú.

Esto lleva a que no aparezcan mercados para nuevos productos y que no haya una mayor capacidad adquisitiva para los ciudadanos, con su consecuente disminución de la demanda, apuntó.

También, como constata el informe, favorece prácticas monopolísticas, como el establecimiento de altas tasas, que han perjudicado el bienestar de los mexicanos.

"No es casualidad que el hombre que desplazó a Bill Gates sea mexicano", afirmó el presidente de Oxfam Internacional, Juan Alberto Fuentes, quien especificó que la desigualdad "destruye la cohesión social y genera violencia y conflicto".

Las reformas emprendidas por el Ejecutivo de Enrique Peña Nieto no es que sean "insuficientes", sino que "parten de la política equivocada", consideró el director en México de la organización.

"Si seguimos por el mismo camino, obtendremos los mismos resultados", apoyó Esquivel, pidiendo un cambio de "enfoque" de la política económica que se ha venido implementando en las últimas décadas en el país.

El informe aporta otros datos relacionados con la limitación de la capacidad económica ciudadana, que lleva a "una especie de círculo vicioso con el que se vuelve muy difícil combatir la pobreza".

Por ejemplo, indicó el economista, entre la población indígena hay una tasa de pobreza cuatro veces más alta, lo que demuestra la escasez de políticas públicas destinadas a este sector.

Asimismo, la contención del salario mínimo, utilizada como una estrategia contra la inflación, ha hecho que hoy en día la remuneración básica se encuentre "por debajo de la línea de bienestar o de pobreza", e incluso por debajo "del doble" de esta línea.

El director de Oxfam México defendió que, para que se pongan en marcha medidas que reduzcan la desigualdad, "tiene que haber una exigencia" ciudadana, dado que en el país han llegado a realizarse muchos logros "no por una graciosa concesión de quienes están gobernando", sino por la demanda social.

La organización inició hoy su campaña "Iguales", con la que piden que los ciudadanos se sumen con sus firmas a una petición destinada a los legisladores para que se implementen mecanismos que frenen la desigualdad y fomenten la transparencia. 

Temas relacionados