México abre a inversionistas privados sus campos petroleros en tierra

Esta fase de licitaciones es la tercera de cinco que tiene programadas. La próxima, para la que aún no hay fecha, estará enfocada en el petróleo que yace en aguas marítimas profundas.

Archivo AFP

México abrió este lunes la convocatoria para licitar sus campos petroleros y de gas bajo tierra en el marco de una primera ronda de procesos de apertura de ese sector a empresas mexicanas e internacionales, que estuvo bajo el monopolio estatal más de 70 años.

"Se trata de campos ya descubiertos. Maduros, muchos de ellos con producción actual", dijo Juan Carlos Zepeda, presidente comisionado de la Comisión Nacional de Hidrocarburos, durante una sesión privada del Consejo de esa institución difundida en redes sociales.

La convocatoria para la licitación de 26 áreas petroleras distribuidas en el norte y sur del país está abierta a empresas nacionales e internacionales, y la fecha para la apertura de los sobres con datos de los ganadores será el 15 de diciembre.

Los campos en esas áreas están a una profundidad que va de los 500 metros a los 6.900 metros, y en total tienen una capacidad de producción diaria de 35.000 barriles de petróleo y 225 millones de pies cúbicos de gas.

"Es una licitación propicia para el surgimiento de la nueva industria petrolera mexicana", porque dado que son campos ya descubiertos el nivel de inversión no será tan alto, añadió Zepeda en la sesión distribuida en el canal de la Comisión de Youtube.

Esta fase de licitaciones de la ronda 1 es la tercera de cinco que tiene programadas. La próxima, para la que aún no hay fecha, estará enfocada en el petróleo que yace en aguas marítimas profundas, dijo a la AFP una fuente de la Comisión Nacional de Hidrocarburos.

Las dos fases previas contemplaron solo campos petroleros en aguas someras.

El gobierno oficializará el martes la convocatoria con un mensaje a medios.

El gobierno mexicano impulsó desde 2013 una ambiciosa y polémica reforma constitucional para hacer más competitiva a Petróleos Mexicanos -que aporta más de un tercio de los ingresos de México-, pero con ella perdió su condición de monopolio en el sector de hidrocarburos, que ostentaba desde la nacionalización de la industria petrolera en 1938.

Temas relacionados