Millonaria sanción a Mitsubishi Electric e Hitachi por participar en un cartel

Las compañías reconocieron su participación y acordaron resolver el caso, según la Comisión Europea.

Archivo AFP

La Comisión Europea (CE) impuso una multa de 138 millones de euros a los fabricantes japoneses de piezas de automóvil Mitsubishi Electric (Melco) e Hitachi por participar durante más de cinco años en un cártel de alternadores y motores de arranque con la compañía Denso en contra de las normas comunitarias.

El Ejecutivo comunitario ha decidido no sancionar a Denso porque fue esta empresa la que informó a Bruselas de la existencia del cartel, mientras que Melco tendrá que abonar una cantidad de 111 millones e Hitachi 27 millones, informa en un comunicado.

Todas las compañías reconocieron su participación y acordaron resolver el caso, según la Comisión.

El acuerdo entre las tres compañías consistía en pactar precios y repartirse clientes o proyectos en el sector de los alternadores y motores de arranque, dos componentes importantes de los motores de coches.

La CE afirma que aunque los contactos asociados con la formación y el funcionamiento del cártel tuvieron lugar fuera del espacio económico europeo, el acuerdo afectó a los clientes europeos.

La comisaria europea de Competencia, Margrethe Vestager, dijo que acabar con los cárteles sigue siendo una prioridad para la CE sobre todo cuando afectan a bienes de consumo importantes como los coches.

Vestager advirtió además de que Bruselas investigará este tipo de acuerdos incluso cuando las reuniones se mantengan fuera de Europa.

La investigación de la Comisión en este caso ha revelado que las compañías llegaron a acuerdos para limitar la competencia entre ellas entre septiembre de 2004 y febrero de 2010.

En concreto, mostró que coordinaron sus respuestas a ciertas licitaciones de fabricantes de automóviles, en particular con respecto a la determinación del precio al que iban a licitar y quién debería ganar el negocio específico.

Asimismo, compartieron ciertos fabricantes y proyectos a los que les suministrarían alternadores y motores de arranque, e intercambiaron información comercial sensible como precios y estrategias de mercado.

Las multas fueron fijadas de acuerdo con las directrices comunitarias.

En el caso de Denso, a la que correspondía la multa más elevada de las tres empresas, de 157 millones de euros, la CE ha decidido concederle total inmunidad por revelar la existencia del cártel.

Melco e Hitachi también se beneficiaron de reducciones por su colaboración durante la investigación. 

Temas relacionados