Miradas puestas en el Banco Central Europeo

Mercados atentos a la decisión de política monetaria en la Eurozona.

La canciller alemana, Ángela Merkel, dijo que el BCE, en términos generales, debería subir la tasa de interés./ EFE
La canciller alemana, Ángela Merkel, dijo que el BCE, en términos generales, debería subir la tasa de interés./ EFE

En medio de datos decepcionantes que alejan cada vez más la posibilidad de una recuperación sostenida en la economía del Viejo Continente, el Banco Central Europeo (BCE) deberá decidir hoy si sube, reduce o mantiene estables los tipos de interés que actualmente se ubican en el 0,75% (su nivel más bajo en la historia).

Esta semana la oficina comunitaria de estadística, Eurostat, informó que la tasa de desempleo de la Eurozona subió en marzo una décima con respecto al mes precedente y alcanzó un nuevo máximo histórico de 12,1%.

Al respecto, el comisario europeo de Empleo, László Andor, destacó que “estas cifras sin precedentes e inaceptablemente altas de desempleo, así como la emergencia social causada por la recesión, han dañado la confianza en los sistemas políticos y económicos de toda Europa”. Por su parte, la inflación de los países de la moneda única continúo frenándose en abril, al caer hasta 1,2% interanual, cifra inferior a las expectativas del mercado (1,6%).

Con la reducción en los niveles de inflación del bloque, aumentó la presión política para que el Emisor europeo determine nuevos recortes en las tasas de interés, con el objetivo de estimular a la economía golpeada por la recesión y los altos niveles de desempleo.

El mercado financiero descuenta que el banco central rebaje hoy los tipos de interés en un cuarto de punto, hasta el 0,5%. Sin embargo, no se descarta que la entidad monetaria tome esta decisión en junio, esperando un consolidado del comportamiento de los indicadores económicos del primer semestre del año.

“Espero que el BCE actúe con independencia, con criterios objetivos. Y cuando tiene más de un tercio de la Eurozona con un crecimiento negativo, y serios problemas sociales, que cumpla con su mandato de garantizar una adecuada transmisión de la política monetaria. No está cumpliendo cuando tenemos los tipos de interés en 0,75%”, afirmó José Luis Rodríguez Zapatero, expresidente del gobierno español.

Por su parte, la canciller alemana, Ángela Merkel, considera que “el banco tiene ante sí una complicada reunión. En términos generales, debería subir la tasa de interés para Alemania, pero para otros países debería hacer más, para que haya aún más liquidez disponible para la financiación de empresas”.

Pedro Tuesta, analista de 4Cast, manifestó que “las monedas y los mercados han operado con volatilidad esta semana y con la atención centrada en la reunión de política monetaria del BCE. Si el banco no baja las tasas de interés puede generar pérdidas en la región”.

Sin duda el timón de los mercados será conducido hoy por las decisiones adoptadas por el banco central del bloque económico del Viejo Continente.