Moody's prevé que crecimiento económico de China baje del 7 % en 2015

La agencia no ve en peligro la actual calificación de la deuda china, que es de Aa3, uno de los niveles más altos en su escala.

Bloomberg News

La agencia de calificación Moody's prevé que el crecimiento económico de China para el año 2015 baje del 7 %, mientras que para este año espera que se quede en un 7,3 %, por debajo del objetivo del 7,5 % marcado por el Gobierno chino.

Así lo afirmó el director gerente de Política Crediticia para la región Asia-Pacífico de Moody's, Michael Taylor, en un foro sobre las perspectivas económicas para 2015 celebrado en Pekín.

"El próximo año creemos que nos vamos a encontrar un crecimiento posiblemente por debajo del 7 % y, mirando más hacia delante, en 2016 esperamos ver una mayor ralentización de la economía" de China, dijo Taylor.

"Para este año nuestra predicción es que el crecimiento se va a quedar ligeramente por debajo del 7,5 %, probablemente en el 7,3 %", añadió el especialista de Moody's.

Taylor señaló que estos pronósticos coinciden con los "rumores" que están circulando en los últimos meses según los cuales, afirmó, el Gobierno chino podría rebajar su objetivo de crecimiento para el año 2015.

El analista de Moody's indicó también que, a medida que se profundice la ralentización de la economía china, será más "probable" que el Gobierno presidido por Xi Jinping adopte medidas de estímulo.

A pesar de ello, la agencia no ve en peligro la actual calificación de la deuda china, que es de Aa3, uno de los niveles más altos en su escala.

"La calificación de la deuda soberana de China tiene margen suficiente para aguantar un menor crecimiento y algunos resultados financieros negativos en los próximos años. Su posición fiscal es muy superior a la de otros países", apuntó Taylor.

"El Gobierno central (de China) puede asumir deudas adicionales, ya sea para seguir con la reestructuración de la deuda de las administraciones locales o para adoptar políticas de estímulo", insistió el director gerente de Política Crediticia de Asia-Pacífico de Moody's.

Además, Taylor recordó que el Gobierno chino controla los tipos de interés, el tipo de cambio del yuan o los créditos, a través de los bancos estatales, por lo que "tiene un amplio rango de herramientas poderosas para mover las palancas de la economía".

En este sentido, el analista de Moody's avanzó que los objetivos políticos y económicos de China "permanecen intactos", también en lo que se refiere en la creación de empleos -el objetivo del Gobierno es de diez millones de nuevos puestos de trabajo para 2014-.

"El objetivo de creación de empleos es fácilmente alcanzable, sobre todo porque la economía (de China) va a depender menos de la industria pesada y más del sector servicios", pronosticó Taylor.

Para Moody's, el mayor riesgo para una rebaja en la calificación de la deuda de China es un "escenario de desapalancamiento desordenado", un proceso de reducción de la deuda que podría verse agravado si surgiera algún problema en el llamado "sistema bancario en la sombra" (los bancos no regulados).

Las otras fuentes de riesgo para la economía china, añadió Taylor, son que se produzca un nuevo colapso en el crecimiento de la zona euro o una inestabilidad en el mercado, creada por la normalización de la política monetaria de la Reserva Federal de Estados Unidos.

Temas relacionados