Mujeres, las que más trabajan

El DANE concluyó en su primer estudio sobre uso del tiempo y trabajo no remunerado, que en Colombia el género femenino labora 10,8 horas semanalmente más que los hombres.

Un informe revelado por el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE) acerca del uso del tiempo y trabajo no remunerado en Colombia —primero en su tipo en el país—, mostró que las mujeres tienen sobrecarga laboral (remunerada y no remunerada) debido a que entre 2007 y 2010 trabajaron 10,8 horas más en la semana que los hombres, quienes laboraron 61,6 horas.

Vera Peres, responsable de las estadísticas de género y uso del tiempo del DANE, explicó que en los últimos cuatro años las mujeres le dedicaron 10,3 horas diarias al trabajo remunerado, mientras que el género masculino empleó sólo 8,8 horas al día. “En la semana, durante 2010, el trabajo remunerado de los hombres en promedio por cada persona, es de 48,5 horas. Las mujeres dedican al remunerado 40,4 horas”.

Jorge Bustamante Roldán, director del DANE, señaló que “Colombia no puede continuar discriminando a la mujer ni su trabajo desde ningún punto de vista. El objetivo es que con la Ley 1413 ya hay un mandato legal constitucional que empieza a implementar los artículos 42 y 43 de la Constitución sobre la igualdad de derechos entre hombres y mujeres”.

De acuerdo con el funcionario, aunque la mujer en Colombia tenga mejor nivel educativo, no cuenta con una remuneración superior. “¿A cuenta de qué los empresarios en Colombia le pagan menos a una mujer igualmente capacitada que un hombre? No hay respuesta”, señaló.

Según el informe, en las zonas urbanas del país las mujeres invierten el 57% de su tiempo en las labores remuneradas y el 43% restante, a trabajo no remunerado (lavar, planchar, cuidar de niños y personas de la tercera edad, entre otros. Estas actividades acarrean el 90% del trabajo no remunerado en Colombia). “A la mujer le recae la mayor obligación en cuanto a trabajo no remunerado relacionado con hogar y familia”, dijo Peres.

En contraste, el género masculino en las ciudades empleó el 79% de su tiempo a trabajo remunerado y el 21% restante a labores sin pago.

A su vez, el estudio mostró que en el área rural las mujeres emplean el 51% de su tiempo en trabajos no remunerados. El 49% restante es utilizado para labores por las que reciben pago. “Esta participación para los hombres fue 23% no remunerado y 77% remunerado”, dice el informe.

Hugo Ñopo, director de investigación educativa del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), aseguró que aunque las disparidades laborales han caído en los últimos 15 años, los hombres siguen ganando entre un 8% y un 28% más de salario que las mujeres, quienes acuden más a los sistemas educativos.

“Las brechas salariales son más marcadas entre los pobres y asimismo son superiores en las áreas rurales. Los hombres pobres ganan un 50% más que las mujeres del campo”, concluyó.

 

últimas noticias

Rionegro tendrá el primer tren ligero del país

“Big Data” aplicado al campo en Colombia