Multas por cobros no autorizados

La SIC sancionó a Claro, Movistar y Tigo por la facturación de servicios no solicitados.

Según cifras de la SIC, en 2012 se impusieron multas por más de $11.000 millones a los operadores móviles. / 123rf

Aquel sonido incómodo a mitad de la noche, que le arrebataba el sueño y desataba su furia tras comprobar que se había producido por un mensaje de texto con fines publicitarios que había llegado a su celular, quedará en el pasado. De eso quiere cerciorarse la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC), que ayer les impulso una multa a los tres principales operadores móviles del país (Claro, Movistar y Tigo) por cobrar contenidos o aplicaciones adicionales a los contratados en el servicio de telecomunicaciones, sin la aprobación de los usuarios.

La decisión se produjo tras una investigación de más de cinco meses contra las compañías a raíz de las quejas excesivas de los usuarios que denunciaban esta irregularidad. Según detalló la entidad, dentro de las pruebas analizadas no se encontraron evidencias concretas de los clientes solicitando o aceptando el cobro de servicios como chistes, poemas o canciones; además, los investigados no aportaron pruebas con las que se les permitiera cargar los cobros respectivos a la cuenta de los consumidores.

Debido a ello, la SIC no solo les impuso a los operadores una multa que, en conjunto, asciende a $2.432 millones y equivale a 3.949 salarios mínimos legales vigentes (ver gráfico), sino que también les instruyó a devolver de inmediato el dinero cobrado a sus usuarios y a ejecutar nuevas prácticas para el envío y el cobro de servicios adicionales.

Es por eso que, en adelante, deberán enviar por única vez un mensaje a sus clientes preguntándoles si quieren recibir “mensajes con invitaciones comerciales y/o publicitarias en su móvil” mediante el envío de la palabra “ACEPTO” a un código que el operador debe definir. Según el ente de control, se entiende el silencio del usuario (en este caso, el no envío de dicho mensaje) como el rechazo a la oferta, por lo que la compañía está obligada a incluir su línea en el Registro de Números Excluidos (RNE).

Asimismo, los operadores tendrán que garantizarles a sus abonados la opción de cancelar los servicios promocionales que tengan vigentes, a través del mismo mecanismo: un mensaje de texto cuya respuesta, con la palabra “CANCELAR”, le permitirá liberarse de las notificaciones. Para garantizar que el procedimiento se ha completado, deben enviarle un nuevo mensaje confirmando la suspensión del servicio.

Esta es la primera sanción a los operadores móviles por cuenta de esta conducta. Sin embargo, según cifras de la entidad, a corte de 2012 se habían abierto 821 investigaciones contra compañías de telefonía móvil por conductas que vulneraron los derechos de los usuarios. Por ello se impusieron multas contra los actores del sector que superaron los $11.000 millones.

Al cierre de esta edición, los operadores móviles aún no habían emitido un pronunciamiento oficial sobre la decisión o las medidas adoptadas por la SIC.

[email protected]

 

 

Temas relacionados