La música suena más fuerte que nunca

Lograron reinventar un negocio que estaba condenado por la piratería. Fueron más allá de vender Cd, se concentraron en los ingresos digitales y se dedicaron a crear estrellas con alta gerencia detrás de ellos.

Andrés López Quiroga no es músico. No compone canciones, no las interpreta y tampoco las arregla. No es la voz cantante de conciertos en Ibiza y tampoco es jurado de realities que buscan el mejor artista en medio de desconocidos. De eso no sabe. De lo que sí conoce muy bien es de administración de empresas, de marketing y de manejo de multinacionales porque su labor fue tomar el micrófono de una compañía que como las demás del negocio, estaba sonando bajo y con números que parecían el valor de una entrada general en un concierto de 30.000 personas.

Formado en The Wharton School of Finance and Commerce, de la universidad de Pennsylvania, con experiencia en la industria de la logística y de la música, pero desde el área financiera y de operaciones, fue el encargado de liderar la reinvención de un negocio al que estaba rayando la piratería. Seis años después del encargo y como presidente de la Zona Andes de Sony Music (Colombia, Ecuador, Perú, Venezuela), creó todo un ecosistema en el que incluyó el mercado de lo físico, lo digital y hasta la alta gerencia de los artistas que ahora crean. Y le sonó la flauta. 350% creció la utilidad operativa de la organización entre el 2006 y el 2012.

¿Cómo logró poner ‘pause’ y darle nuevamente ‘rec’ a un negocio que parecía desaparecer con el internet? , ¿La piratería terminó matando a la industria de la música?

Los medios vienen matando a esta industria desde hace más de 10 años y yo les digo que está más fuerte que nunca, porque hoy la gente escucha más música que nunca antes en la historia. Anteriormente tenías que contratar a alguien para que interpretara la obra que otro había compuesto. Después, los compositores empezaron a vender sus obras para que otros las interpretaran y entonces podía más gente escuchar la misma obra. Llega la radio, que masifica la música, pero la gente estaba forzada a escuchar lo que la radio le imponía.

Hoy la gente escucha lo que quiere, en donde quiere y cuando quiere. Vía streaming, iTunes, por medio de su teléfono. Los jóvenes dicen: ¿Viste la nueva canción de Beyonce? A pesar de que la música no se ve, sino se escucha, ellos se refieren al video. Eso prueba que todos los conceptos han cambiado. La tecnología nos ha brindado la posibilidad de abrir muchas ventanas.

¿Se reinventaron y las cifras lo vieron?

Sony no salió perdiendo plata en Colombia.

¿Qué pasó durante el tiempo de fusión entre BMG y Sony?

Se fusionan BMG y Sony Music en octubre de 2004 y hasta el 2005 seguíamos en reestructuración. En el 2006 nos empezamos a reinventar y nos dimos cuenta de cuál era el futuro. Nosotros no vendemos CD, ni casetes, nunca hemos vendido elepés, ese es el formato, y esa en la gran diferencia. Decimos que no vendemos nada de eso porque lo que vendemos es música. El formato estaba ahí, lo que creamos son artistas y estrellas. Desde el 2006 nos involucramos en el entorno que se genera cuando se crea una estrella. Antes firmábamos un artista para grabarlo, vender el disco y ya. Ahora formamos un artista para grabarlo, vender el disco, vender todo lo que se pueda digital, los conciertos, su imagen.

¿Qué resultados dio todo eso?

Entre el 2006 y el 2012 la utilidad operativa ha crecido 350%, hemos vuelto a aparecer entre los países importantes de la región iberoamericana en el sector musical. El año pasado la industria creció 5%. Decreció en el físico 15% y creció el 39% en digitales. Sony Music Colombia el año pasado creció en sus utilidades contra el 2011 un 125%.

¿Cuáles son las cifras del último corte en Colombia?

En el primer semestre de 2013 comparado con el de 2012, está creciendo en físico por todos los lanzamientos, alrededor del 28%. En digitales la cifra es como del 42%. En el área de negocios crecemos un 19% en utilidades y 65% en ventas generales. Este va a ser un buen año para la industria. Faltan lanzamientos importantes. Ya se está logrando la monetización de Youtube, entonces cada vez que una persona en Colombia ve un video nos está llegando plata. Y los servicios digitales de streaming también nos dejan buenas cifras. Por ese lado está girando la industria.

¿Qué va a pasar este año?

Colombia es uno de los países en donde más se consume digital de Iberoamérica, pesa el 36% de la industria. El digital vs el físico pesará un 40%.

¿Cuánto invierte un colombiano al año?

En música legal en el año 2012 se vendieron entre físico y digital $29.200 millones en Colombia, o sea que invierten menos de $500. En el 2008 era menos de un centavo de dólar.

¿Cómo se distribuyen los ingresos de la compañía?

El físico pesa 30% en la compañía. El digital es un 45% y todo lo demás son negocios y management. En el 2006 era 100% físico y el resto cero.

¿Qué porción de la torta tiene Sony Music en el mercado colombiano?

Sin sonar arrogantes estamos con el 70% del mercado. En Colombia el segundo en Universal, pero también está Warner, Codiscos, Discos Fuentes y Yoyo Music, entre otros.

¿Qué tanto producto anglo se consume en Colombia?

Antes era un 10%, ahora está en 25%. Todo cambia para bien. Los artistas locales representan el 45% de los ingresos totales, tenemos 25 y vamos a crecer. Cambia el negocio y sólo quedaron tres grandes: Warner, Universal y Sony Music. Eso se veía venir. En toda industria que entra en crisis, las células se van achicando. Sony Corporation quiere seguir apostando por la parte del software en contenido para empujar el hardware.

¿Por qué pagar cuando finalmente lo consigue gratis en internet?

No hemos eliminado ningún formato. Un CD lo vendíamos a $24.990, y hemos traído unos vinilos a $180.000. Los dos se venden. No la misma cantidad, pero se venden. Hay música para todos, para el que paga un dólar o US$20. O el que paga $15.000 al mes por tener música en línea y escucha lo que quiere cuando quiere, como Deezer. El otro año va a entrar otro servicio similar a Colombia. La gente sí está pagando y los jóvenes también. Ya no es cool robar o bajar.

¿Hay dinero para que el público pueda ver a Madonna, Lady Gaga, Beyonce y otros artistas con tan poco tiempo de diferencia?

No creo que exista un país en América Latina que pueda hacer tres de estos megaconciertos al año. Aquí se está exagerando un poquito y se quiere ir más rápido de lo que se debe. Lo que está pasando es que se sabe que no voy a llenar con 30.000 personas, entonces hago conciertos de 15.000 pero tengo que cobrar US$500 por entrada y eso es ridículo.

Ustedes tienen alianzas muy fuertes, por ejemplo, con el Éxito, ¿Qué resultado tienen?

Muy bien, son para productos específicos, se ha hecho con Carlos Vives, con }, con Shakira, y con otro par de artistas que son más del perfil de Carulla. Se hace por la cantidad de puntos de venta, pues el distribuidor más grande de Colombia tiene 48 puntos de venta y enfocados en las cuatro principales ciudades. No podemos llegar a lugares donde la gente quiere los discos, mientras el Éxito tiene más de 400 puntos.

¿Cuál es el papel de la radio en la industria? ¿Tiene la misma fuerza que en los 80 o 90?

Sigue teniendo mucho peso, pero no el de antes. Mis hijos buscan en Youtube lo que quieren. La radio masifica la música y es importante para quienes no tienen internet. Pero aquí esa penetración de la web es cada vez más alta. Antes la radio y la casa disquera eran las únicas que podían contactar a los artistas, ahora la gente lo hace directamente por Twitter, o por Facebook, por eso es que las casas disqueras hemos perdido tanto poder. El artista hace promoción en redes sociales. Ya no están esperando el estreno en la radio.

El catálogo vallenato es inmenso. ¿En qué momento se dieron cuenta que había que especializarse en esa música en Colombia?

Eso fue una estrategia de mi predecesor. Se dio cuenta de que teníamos a muchos artistas y este es un país rumbero, entonces se apostó por Diomedes Díaz, que se le quitó a Codiscos porque dijeron que no iba a tener éxito. El vallenato en Colombia es el género que se mantiene, por eso firmamos mucho artista local. Para poder ser agentes de publicidad, debemos tener todos los géneros. La estrategia desde 2006 es eso, ser variado. Nosotros somos reconocidos por llevar el vallenato, y también tenemos pop y urbano. Choquibtown es nuestro, por ejemplo.

440675

2013-08-17T21:00:00-05:00

article

2013-08-17T21:00:15-05:00

none

Edwin Bohórquez Aya - Juan Carlos Piedrahita b.

Economía

La música suena más fuerte que nunca

38

9787

9825

Temas relacionados

 

El fantasma de las crisis pasadas

contenido-exclusivo

El valor del dinero