Nivel de embalses está en 74%

La entrada de Hidrosogamoso permitirá aumentar la capacidad de almacenamiento de agua y de generación.

En diciembre entró en operación el embalse de Hidrosogamoso en Santander, el cual es operado por Isagén. / Andrés Torres

Pese a que el nivel de los caudales de los ríos se redujo en un 30%, la capacidad de los embalses se mantiene en un 74,32%, cifra que le permite al sector dar un parte de tranquilidad para enfrentar la llegada del fenómeno de El Niño, la cual podría presentarse en el primer trimestre del año.

Así lo señaló Luis Alejandro Camargo, presidente de XM (empresa que opera y administra el mercado de energía en Colombia), al explicar que Antioquia, que es la zona que concentra el mayor número de embalses, tiene un promedio del 81,7% del agua embalsada, mientras que el Oriente tiene un 77,5%, el Valle del Cauca está en un 75,6% y la Costa Caribe, 80,1%.

“Estos índices demuestran que de llegar a presentarse el fenómeno de El Niño, efectivamente el precio de la energía en bolsa podría incrementarse, pero no afectaría a los sectores residencial e industrial, ya que hay contratos de largo plazo que deben ser respetados por los generadores”, explicó Alejandro Castañeda, presidente de la Asociación Nacional de Empresas Generadoras (Andeg).

El director de regulación de la Asociación Colombiana de Generadores de Energía (Acolgén), Bayron Triana, coincidió con Camargo al afirmar que los embalses están bien, por encima del 70%.

“No hay alarmas, pero tenemos cautela ante la llegada eventual de El Niño. Tenemos la capacidad instalada para entrar a responder con las térmicas de ser necesario”, explicó, y recordó que algunos comercializadores tienen un 10% de los contratos expuestos en la bolsa de energía, lo que podría incidir en el aumento de los precios de compra entre los comercializadores.

Camargo advirtió que hay que estar atentos a la temporada de lluvias, ya que si no hay precipitaciones suficientes tendrían que entrar las térmicas a generar el 35% de la energía.

Entre tanto, la capacidad de los embalses ubicados en la zona central del país se incrementó gracias a la entrada en operación de la Hidroeléctrica de Sogamoso, que adiciona un 10% de la energía que se consume en el país, central operada por Isagén.

Pese a las advertencias del presidente Juan Manuel Santos, de ahorrar agua para hacer frente a la presencia de El Niño, que por ahora tiene una posibilidad de ocurrencia del 75%, según el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam), las autoridades energéticas consideran que no será tan fuerte. Sin embargo, el Gobierno tiene un plan de contingencia para atender esta situación si se llegara a dar.

El ministro de Minas y Energía, Tomás González, anunció antes de que terminara el año, que de ser necesario se suspendería la exportación de gas a Venezuela, con el fin de utilizar una nueva forma de generar energía ante una posible disminución de los embalses.

Hoy el sector está preparado para prender las térmicas y así generar la energía que se requiera, ya sea con el uso de gas, carbón o incluso líquidos, a pesar de que este último recurso sea más costoso, explicó Castañeda, quien recalcó que las térmicas realizaron los mantenimientos programados el semestre pasado, lo que les permite estar listas.

Y mientras en el sector hay parte de tranquilidad por la capacidad de los embalses, en las agencias hay una diferencia entre el nivel de ocurrencia del fenómeno de El Niño. El Ideam cree que la posibilidad es del 75%, mientras que el Centro de Predicciones Climáticas, de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (Noaa), es cercana al 60%.

La Oficina Meteorológica de Australia, que también le hace seguimiento al tema, señala que la probabilidad es del 70%, debido a las alteraciones en la temperatura del Pacífico.

El fenómeno se reflejaría con mayor intensidad en el Eje Cafetero, la región Andina, así como las costas Pacífica y Caribe, señaló el Ideam.

 

 

[email protected]