No bajarán tiquetes por caída de crudo

La Asociación del Transporte Aéreo en Colombia cree que el sector se está encareciendo, inclusive el combustible para avión.

Los pasajeros ven que los tiquetes, antes que bajar, se están encareciendo por el alza del dólar, que en el último trimestre ha subido 25%. / Luis Ángel

La caída estrepitosa del precio del petróleo hizo creer que el costo de los tiquetes aéreos cedería en el país, aprovechando que el combustible, un insumo que representa más del 30% en los costos operativos del sector, ayudaría a ello. Sin embargo no será así, ya que la mayoría de los servicios e insumos están transados en dólares y en el último trimestre esta moneda se ha valorizado 25% sobre el peso colombiano.

El presidente de la Asociación del Transporte Aéreo en Colombia (ATAC), Gilberto Salcedo, explicó a El Espectador por qué el sector se viene encareciendo a pesar de estas variables.

Con la caída de los precios del petróleo, ¿bajarán los tiquetes aéreos?

El combustible de aviación es un insumo transado en dólares, en tal sentido, mientras que entre septiembre de 2014 y enero de 2015 el combustible nacional de aviación disminuyó 43%, al pasar de US$3,33 por galón a US$1,90, la tasa de cambio creció 30% al pasar de $1.930 a $2.450. Por otro lado, la estructura de costos de una aerolínea tiene diferentes componentes en dólares. El 50% de los costos operacionales están dados en esta moneda (combustible, leasing, depreciación, etc.), un 21% está en pesos (costos laborales, administrativos, costos de ventas) y un 28% es una combinación de pesos y dólares, dependiendo del destino de la operación, nacional o internacional (servicios aeronáuticos, servicios al pasajero y mantenimiento).

¿Qué otros aspectos inciden para que no bajen los tiquetes?

Existen costos asociados al combustible que se mantienen fijos independientemente de la caída del precio del combustible, como es el caso de la contraprestación pagada al concesionario Opaín por el suministro de combustible (que aumentó 83% en agosto de 2013) y el pago de acceso a pista que se pagaba en el aeropuerto de San Andrés (que equivalía a 1/3 del valor de venta de combustible). En conclusión, por efecto del alza en la tasa de cambio y los cargos aeroportuarios asociados al combustible y otros insumos dolarizados, los costos del sector aéreo colombiano se están viendo encarecidos, incluso el mismo combustible de aviación, a pesar de la caída en el precio internacional del petróleo.

¿Qué tan costosos son los aeropuertos de Colombia frente a su competencia?

El Dorado concentra el 33% de las operaciones nacionales, transporta el 78% de los pasajeros internacionales y el 40% de los pasajeros nacionales. En este sentido, lo que pasa en El Dorado tiene un impacto importante sobre la competitividad de Bogotá y de Colombia. El aeropuerto es hoy, según Alta (Asociación de Transporte Aéreo de Latinoamérica y el Caribe), el cuarto más costoso de la región en servicios aeronáuticos, los cuales tienen que ver directamente con el servicio de transporte (tasa aeroportuaria, derecho de aterrizaje, derecho de parqueo, etc).

¿Es rentable la industria de bajo costo?

Estos modelos ya fueron probados exitosamente en Europa y Estados Unidos con aerolíneas como Ryanair y Southwest. Tal modelo busca diferenciar sus servicios para suministrar un producto diferente al tradicional a menores costos. En tal sentido, en este tipo de aerolíneas la compra del tiquete sólo puede realizarse a través de internet (ahorrando los costos de venta), el pasajero debe imprimir su pasabordo (ahorrando en costos de impresión), los servicios de alimentación son adicionales, se permite llevar poco equipaje, el adicional debe pagarse, entre otros. Es decir, se opera con bajos costos para la aerolínea, se procura trasladar parte de este ahorro al valor del tiquete, con tarifas muy competitivas, manteniendo márgenes de rentabilidad.

¿Qué tanto les pegan las aerolíneas de bajo costo a las empresas regulares en Colombia?

Tal y como se ha registrado en el país con la entrada de Viva Colombia, no sólo ha habido un efecto a la baja en las tarifas por mayor competencia, sino que ha sido posible un importante crecimiento en el tráfico de pasajeros y mayor acceso al servicio para más colombianos. Hoy, gracias a esta competencia, el transporte aéreo también compite con el transporte terrestre de pasajeros.

Temas relacionados