"No hay que desgastarnos": Minagricultura

Mientras los diálogos entre Gobierno y líderes agrarios estén suspendidos, la cartera trabaja para resolver temas puntuales.

Según Rubén Darío Lizarralde, ministro de Agricultura, el Gobierno trabaja en una solución para aumentar la bancarización en el campo. / Archivo /Para César Pachón, líder de Dignidad Agraria, el paro se mantiene porque no hay ministros que garanticen el cumplimiento de los pactos. / El Tiempo

Pese a que el ministro de Agricultura, Rubén Darío Lizarralde, anunció el pasado sábado que la junta directiva del Banco Agrario venderá al Fondo de Solidaridad Agropecuaria (Fonsa) una cartera vencida de $306.000 millones, correspondiente a deudas de los agricultores, los diálogos entre Gobierno y Dignidad Agropecuaria quedaron de nuevo en un punto muerto, ya que, según el Ejecutivo, los representantes del movimiento no han respetado las normas acordadas para dar las discusiones.

La estrategia oficial, que aún desconoce la fecha en la que puedan retomarse las conversaciones, consiste ahora, según Lizarralde, en no acudir al desgaste y trabajar de manera independiente en temas de la agenda de negociaciones, como el alto costo de los agroinsumos y el pago de subsidios pendientes a los cafeteros.

“Nos pareció que hay otro interés detrás, que no hay intención de llegar a un acuerdo para abandonar el paro. ¿Qué sentido tiene conversar con personas que aparentemente tienen otros intereses? En vez de estar en esos diálogos, el Gobierno se concentrará en insumos y subsidio cafetero para las facturas sin pagar. No hay que desgastarnos”, dijo el funcionario a El Espectador, al tiempo que sostuvo que los diálogos con las dignidades estaban transcurriendo tranquilamente hasta el pasado miércoles.

Mientras la Cumbre Agraria, conformada por 11 organizaciones de movimientos campesinos, afrodescendientes e indígenas, acordó con el Gobierno el pasado jueves la creación de una mesa única nacional vía decreto para ponerle punto final al paro, la Dignidad aún se mantiene en la protesta, que hoy completa 15 días. Aun así, el ministro del Interior, Aurelio Iragorri, sostuvo que el trato hecho con la Cumbre significó que las manifestaciones que comenzaron en diez departamentos el pasado 28 de abril se hayan disuelto en más del 90%.

“El Gobierno nos está midiendo el pulso y rompió los diálogos, en los cuales hay entidades que hacen falta. No hay garantes. Algo se ha logrado en el tema de crédito, pero no todo lo que se esperaba”, aseveró el líder de Dignidad Agropecuaria, César Pachón Achury, quien añadió: “En vez de optar por las vías de hecho, nos encadenamos en la Plaza de Bolívar de Bogotá. No queremos que se presenten conflictos entre campesinos y la Policía”.

Para el líder agropecuario, es necesario darle un orden a las conversaciones que se han venido adelantando durante las dos últimas semanas.

Sin embargo, Pachón señala que el ministro de Agricultura no ha atendido su llamado a elaborar un protocolo: “Consiste en seguir paso a paso los temas consignados en las actas tras los paros pasados y en asignar ministros para cada tema. Necesitamos personas que tomen decisiones de una vez y que sean garantes, como la ONU, la Procuraduría, la Contraloría y la Defensoría del Pueblo”.

“Si el Gobierno quiere hacer esto por decreto, que lo haga. Nosotros necesitamos una hoja de ruta, porque las cosas se han demorado mucho. Le están faltando al respeto al campesinado”, sostuvo Pachón, quien tampoco tiene certeza de cuándo se retomarán los diálogos con el Gobierno.

Frente a los compromisos repasados entre Dignidad y el Ministerio de Agricultura, Lizarralde reiteró que los pactos se han cumplido en el 70%: “Hay un 28% que se encuentra en proceso y nos estamos moviendo. Otro 2% no se ha atendido. Acá la dinámica es diferente a la de la Cumbre. Están las opciones para que la gente pueda bancarizarse de nuevo y adquirir créditos”.

Por ahora, mientras las protestas de la Dignidad Agropecuaria se mantienen, el jefe de la cartera de Agricultura dijo que el siguiente paso que está dando el Ejecutivo consiste en buscar fórmulas para beneficiar a los productores agropecuarios que tengan deudas mayores a $20 millones y que se han visto en problemas como consecuencia del cambio climático.

“El Banco Agrario presentará en 15 días un mecanismo para aumentar los tiempos de abono a capital de los medianos deudores y también para que puedan pedir crédito”, anunció.

491733

2014-05-11T06:40:28-05:00

article

2014-05-12T06:49:37-05:00

none

Héctor Sandoval Duarte

Economía

"No hay que desgastarnos": Minagricultura

41

4153

4194