'No hay que trabajar a golpes de ley': Santos

El presidente Santos, en un intento de limar asperezas con la banca, destacó que ese sector ha bancarizado a 2,7 millones de colombianos desde 2010.

Varias decisiones de peso han movido las cosas este año dentro del sector bancario. Por ejemplo, una de ellas, es la determinación que tomó la Corte Constitucional de hacer retroactivo el pago anticipado de créditos. Otra, la reducción en las tarifas de los servicios financieros que comenzó a liderar recientemente el Banco Agrario. A lo anterior se suma la baja de tasas en créditos hipotecarios, que están en niveles inferiores al 7%.

Los bancos han dado de qué hablar entre los críticos, los economistas y los círculos políticos. Por ejemplo, el representante David Barguil está tramitando en el Congreso un proyecto llamado 'Ley de precios transparentes', con el que se busca que los usuarios tengan claridad acerca de los costos que tienen los servicios que van a tomar. También, hay una iniciativa para que a los estudiantes, personas de la tercera edad y con Sisbén 1 y 2 se les den tarifas bancarias preferenciales.

Aun así, durante la más reciente convención bancaria, el presidente Juan Manuel Santos, tomó la iniciativa de limar las asperezas con el sector, destacó los avances de la banca y recalcó que este renglón económico pasó de tener presencia en 400 municipios en 2007 a 1.088 al cierre del año pasado. "En este gobierno 1,7 millones de colombianos han superado la pobreza y han ingresado a la clase media. En ese tiempo, se han bancarizado a 2,3 millones de colombianos".

Sin embargo, Santos está convencido de que en materia de bancarización al país todavía le falta, ya que sólo el 67% de la población adulta cuenta con algún servicio financiero. "Esto debe mejorarse y se puede hacer a costos razonables, sin pedirles a los bancos que pierdan dinero pero sin que los ciudadanos asuman cargas que no les corresponden".

Según el Presidente, "hay quienes opinan que los bancos sólo se mueven a punta de regulación, de amenazas y leyes" y recalcó que esa teoría se ha abierto paso en los círculos políticos. "Hago un llamado a trabajar armónicamente con la banca, no a trabajar a golpes de ley".

Aun así, el representante David Barguil está convencido de que el sistema financiero y sus tarifas tienen que ser más justos con los consumidores. Recientemente, dijo a este diario que él no es un enemigo de la banca, sino que busca hacer las cosas más fáciles para los clientes.

Algunas fuentes del sector bancario, que pidieron no ser citadas, aseguran que el representante Barguil se ha convertido en tema de conversación permanente en Asobancaria y señalan que hay banqueros que lo ven como un enemigo. Sin embargo, hay miembros de la banca que le reconocen su labor.
 

 

últimas noticias

Un huracán corporativo llamado Tesla