No van más las cláusulas abusivas en los bancos

Tampoco se permitirán cobros automáticos por concepto de gastos de cobranza y de productos que el usuario no autorice previamente.

Los usuarios del sistema financiero en Colombia recibieron ayer un espaldarazo por cuenta de la Superintendencia Financiera. Por decisión del ente regulador se ordenó la eliminación de las cláusulas abusivas en los contratos de adhesión y, también, la prohibición de realizar prácticas abusivas por parte de las entidades vigiladas.

En otras palabras, “lo que buscamos es que las personas tengan un conocimiento mejor de los servicios que están contratando y de esa manera puedan tomar una decisión más clara y precisa”, declaró Gerardo Hernández, superintendente financiero de Colombia.

De esta forma, las cláusulas que se deben eliminar son, por ejemplo, “aquellas que exoneran, atenúan o limitan la responsabilidad de las entidades vigiladas sin permitir el ejercicio de los derechos del consumidor financiero, así como las que autorizan a las entidades vigiladas para cobrar por servicios no prestados”.

Los bancos y demás entidades vigiladas por la Superfinanciera tampoco podrán “redactar contratos con letras ilegibles y difíciles de leer a simple vista, realizar cobros por concepto de gastos de cobranza de manera automática y cobrar al consumidor financiero por servicios y productos sin que exista conocimiento previo, autorización o consentimiento expreso de éste”.

Y aunque voceros de distintos bancos aseguran que este tipo de medidas no los toman por sorpresa y, al contrario, están acordes con las nuevas políticas de sus organizaciones, que buscan ante todo una bancarización más amplia en el país y una educación financiera más alta, al cierre de esta edición la Asobancaria, con su departamento jurídico, se encontraba estudiando las circulares de la Superfinanciera, para pronunciarse.

Por lo pronto y “dentro de los próximos cuatro meses, los defensores del consumidor financiero deberán revisar los contratos de las entidades vigiladas y remitir a la junta directiva de la respectiva entidad o al órgano que haga sus veces, con copia a la Superfinanciera, un informe detallado de todas las cláusulas y prácticas abusivas identificadas”, recalcó el ente. Además dejó claro que “las entidades vigiladas por ella tendrán plazo hasta el primero de enero de 2012 para cumplir con las instrucciones relacionadas con la información que deberán suministrar a los consumidores financieros”.

Los servicios financieros más caros

La Superintendencia Financiera dio a conocer el último informe de evolución de las tarifas de los servicios financieros. En él se detalla que el cobro por cuota de manejo para cuenta de ahorros más alto del país lo tiene el Helm Bank. Colpatria y Coltefinanciera, en cambio, eliminaron esta cuota.

El costo más alto del talonario para el manejo de la cuenta de ahorros lo tiene Colpatria y, en cuanto a la cuota de manejo para la tarjeta débito de la cuenta de ahorros, la más costosa es la del Banco Popular. En el cobro por retirar en un cajero de otra entidad, los más elevados son los de Bancolombia, con $7.500 por transacción, el HSBC que tiene en su tarifa $7.200, el BBVA Colombia con $7.100 y Davivienda con $7.000.