Novartis compra negocio de GSK

La empresa británica GlaxoSmithKline venderá su portafolio de drogas para el cáncer en US$14.500 millones.

Novartis venderá por separado su negocio de salud animal a Eli Lilly de Estados Unidos, por US$5.400 millones. / AFP

Novartis y GlaxoSmithKline (GSK) han acordado intercambiar una serie de activos en un negocio de miles de millones de dólares que verá a las dos empresas unir sus divisiones de productos al consumidor en una nueva empresa.

GSK venderá su portafolio de drogas para el cáncer a Novartis por al menos US$14.500 millones y comprará la unidad de vacunas del grupo suizo por US$5.250 millones.

Las dos compañías combinarán sus negocios de cuidados médicos, que venden productos de drogas que no necesitan prescripción, en una empresa conjunta controlada por GSK.

Novartis venderá, por separado, su negocio de salud animal a Eli Lilly de Estados Unidos, por US$5.400 millones.

Los negocios se dan luego de una revisión estratégica de Novartis dirigida a profundizar el enfoque en sus farmacéuticas más importantes, el cuidado de los ojos y los negocios de medicamentos.

“Las transacciones representan un momento de transformación para Novartis”, dijo Joe Jimenez, su director ejecutivo. “Mejoran nuestra fortaleza financiera y se espera que aumenten de inmediato nuestras tasas de crecimiento y márgenes”.

Para GSK, los negocios fortalecerán su posición de liderazgo en el mercado mundial de vacunas y aumentarán la escala de sus productos para el consumidor.

La salida de los productos de oncología, entre tanto, apunta a un reconocimiento de que el negocio de cáncer de GSK no tenía el tamaño para una de las áreas más fieramente competitivas de la industria de drogas.

GSK dijo que recibiría ingresos netos de US$7.800 millones por las transacciones y que le devolvería 4.000 millones de libras esterlinas a los accionistas.

Andrew Witty, el director ejecutivo, dijo: “Son escasas las oportunidades para construir a una escala mayor y combinar activos de alta calidad en vacunas. Con esta transacción fortaleceremos sustancialmente dos de nuestros negocios centrales y crearemos nuevas y significativas opciones que aumentarán el valor para los accionistas”.

Los negocios ponen de relieve un impulso por parte de las grandes farmacéuticas para concentrarse en las áreas donde tienen más fuerza, mientras desvían los activos que no son centrales en sus negocios. En el último año, Pfizer dejó su negocio de salud para animales, GSK vendió sus marcas de bebidas y Johnson & Johnson y Novartis desviaron sus unidades de diagnósticos.

Además de adquirir los actuales tratamientos contra el cáncer de GSK, que tuvieron ventas de US$1.600 millones el año pasado, Novartis tendrá derechos para optar a nuevos productos de oncología que emergen de las investigaciones y la línea de desarrollo del grupo británico.

El negocio en efectivo haría que Novartis pagara US$1.500 millones adicionales en pagos históricos, sujetos al éxito en las pruebas de una nueva terapia combinada, que involucra unas drogas contra el cáncer que actualmente tiene GSK.

Éste, entre tanto, podría ganar hasta US$1.800 millones en pagos adicionales relacionados con la adquisición de vacunas. Tal negocio incluye la prometedora y nueva vacuna Bexsero, contra la meningitis B, pero se han excluido las vacunas contra la gripe.

La empresa conjunta de salud para los consumidores involucra negocios con ingresos combinados de aproximadamente 6.500 millones de libras esterlinas. Entre ellos se encuentran posiciones en nutrición, cuidado de la piel y salud oral. GSK tendrá el control mayoritario con intereses sobre capital de 63,5%.

GSK dijo que los negocios aumentarían sus ingresos anuales por 1.300 millones de libras esterlinas, para llegar a 26.900 millones de libras esterlinas, con casi dos tercios provenientes de las farmacéuticas, una cuarta parte del cuidado de salud por parte de consumidores y el 14% de las vacunas.

Temas relacionados

 

últimas noticias