Nuevo “round” entre operadores móviles

Cada vez que una llamada de los clientes de Avantel entraba a la red de las dos compañías de telefonía celular, éstas les enviaban un mensaje que, según la SIC, genera confusión.

Avantel dice que el mensaje generaba confusión y demora en el establecimiento de la llamada. / Fotoilustración

Luego de varios meses de polémica por los reclamos que Tigo y Movistar le hacen a Claro por resistirse a pagarles los cargos asimétricos —la tarifa que se pagan entre operadores por usar la red del otro—, sale a la luz un nuevo altercado entre empresas del sector de telecomunicaciones. Esta vez el que se declara damnificado es Avantel, que acusa a los mismos que en la discusión con Claro se denominan afectados: Tigo y Movistar.

El asunto tiene sus raíces en la subasta de espectro para telecomunicaciones de 4G, cuando a nuevos operadores, como Avantel y Directv, se les permitió, tarifa de por medio, usar la red de los más grandes en el negocio, Claro, Tigo y Movistar, para garantizar condiciones de adecuada competencia. El acuerdo había funcionado sin mayor complicación hasta hace cerca de un mes.

La queja de Avantel surgió al conocer que Tigo y Movistar estaban transmitiendo un mensaje de voz a los usuarios cada vez que realizaban una llamada y que les daba la bienvenida a la red de Movistar y Tigo. Eso, según Jorge Andrés Palacio, presidente de Avantel, “comenzó a generar una confusión impresionante”.

Dice Palacio que recibieron muchas quejas y reclamos por parte de sus clientes, entre ellos “usuarios del Gobierno, la Policía, médicos, donde el celular es una herramienta de comunicación para temas sensibles”. El problema es que el mensaje, según el presidente de la compañía, generaba confusión y demoras al momento de establecer llamadas.

“Les envié una carta a los presidentes de Telefónica y de Tigo para que por favor removieran el mensaje. Hicieron caso omiso, por lo cual me tocó interponer una medida cautelar ante la SIC (Superintendencia de Industria y Comercio) por competencia desleal”.

El 24 y el 27 de marzo, respectivamente, la SIC les ordenó a Tigo y Movistar suspender los mensajes que decían “Bienvenidos a la red de roaming nacional de Tigo” y “Bienvenidos al roaming nacional Movistar”. En sus autos la Superintendencia advierte que con el mensaje se corre el riesgo de confundir al usuario: “el consumidor, al adquirir un producto, piensa que está adquiriendo otro”, cita el documento.

Al respecto, Tigo dijo en un comunicado que “considera que los usuarios en ejercicio del derecho de información tienen derecho a conocer que el servicio se presta a través de una red de roaming automático nacional, sino la de un tercero, en este caso la de Tigo”. La SIC dice que, mientras el usuario no tenga que intervenir en la interconexión de redes, no tiene que saber del acuerdo entre operadores, para evitar la confusión. Avantel, por su parte, dice que esa información está contenida en los contratos con el usuario y en la página web.

Tigo agrega que “su intención no ha sido la de confundir al usuario, sino que éste se encuentre en todo momento informado. Con este mensaje no se intervienen las comunicaciones, ni se hace oferta comercial alguna”. Sin embargo dijo que acatará la decisión de la SIC.

De otro lado, Movistar respondió: “Esperamos que se establezca cuando se agoten todas las instancias que hemos actuado dentro de la ley. Consideramos que Avantel no está cumpliendo con todas las normas de suministro de información a sus usuarios. Así mismo esperamos que se nos corra traslado de la preocupación de Avantel antes de que se adopte la medida”. El plazo para cumplir con la medida cautelar es de diez días hábiles a partir de la notificación.

 

Temas relacionados
últimas noticias

La UE impondrá multa récord a Google

Avianca estrena aerolínea regional