Nuevos ajustes en las tarifas de acueducto rigen a partir de este viernes

El precio del servicio en Bogotá bajaría cerca de 2,8% desde septiembre; en otras ciudades podría subir entre 2% y 3% y en las que tengan entre 5.000 y 100.000 habitantes el alza podría llegar hasta 10%, pero en dos años.

A partir de este viernes 1 de julio, entra en vigencia el nuevo marco de acueducto y alcantarillado, que será de obligatorio cumplimiento para los prestadores con más de 5.000 suscriptores para el cálculo de sus costos y tarifas de los mencionados servicios en el país, anunció el director de la Comisión Reguladora de Agua (CRA), Julio César Aguilera. La decisión permitirá alcanzar una cobertura de 100 % en la prestación de acueducto y alcantarillado en las zonas urbanas del país. “En los próximos cinco años el acceso a estos servicios debe darse bajo los criterios de calidad, oportunidad, cobertura y continuidad”, señaló.

El nuevo marco pretende mejorar la continuidad del servicio que actualmente tienen los usuarios al establecer, como máximo, seis días sin servicio al año, incluidos los mantenimientos preventivos y las fallas del servicio que presenten las empresas prestadoras, explicó el servidor público. Con el nuevo marco, la tarifa del servicio de acueducto en Bogotá bajaría cerca de 2,8%  desde septiembre; en otras  podría subir entre 2% y 3% y en las que tengan entre 5.000 y 100.000 habitantes el alza podría llegar hasta 10%, pero en dos años.

Remarcó que la nueva metodología permitirá descuentos en las facturas de los usuarios cuando las empresas incumplan sus metas frente a los niveles de calidad de los servicios. “Estos descuentos se verán reflejados en la factura como un menor valor a pagar por parte de los usuarios”, dijo.

Asimismo, se busca mejorar la eficiencia de las empresas en sus costos administrativos y operativos, disminuir las pérdidas de agua en los sistemas y fortalecer la planeación de las inversiones que los prestadores deben realizar, destaca el director de la Comisión.

Temas relacionados