Odebrecht, en la mira del Gobierno colombiano

Se busca definir posibles sanciones e inhabilidades a personas jurídicas o sucursales de esa compañía si se demuestra que son responsables de soborno transnacional.

Odebrecht es socio de la concesionaria Ruta del Sol. /Cortesía

El escándalo de corrupción en Brasil ya llegó hasta Colombia. Después de que se conociera la condena a 19 años de prisión contra Marcelo Odebrecht, expresidente del grupo económico catalogado es uno de los más fuertes del continente en negocios de infraestructura, el ministerio de Transporte de Colombia, le puso el ojo a los contratos que ese conglomerado tiene en el país.

Y es que el caso se agrava si se tiene en cuenta que la condena al empresario tiene que ver con actos de corrupción para que su organización ganara contratos en Petrobras, la estatal petrolera de Brasil. De acuerdo con el ministerio de Transporte de Colombia, tras conocerse dicho fallo judicial, “la Secretaria de Transparencia de la Presidencia de la República, bajo el Mecanismo de Seguimiento de la Convención Interamericana de Lucha Contra la Corrupción (MESICIC), pidió la cooperación del Gobierno de Brasil para que remitan copia de la sentencia proferida por las autoridades judiciales contra Marcelo Odebrecht y otros directivos”.

¿Para qué? Detalla el mismo Gobierno se definirá “si la información debe ser trasladada a la Superintendencia de Sociedades, la cual ha sido definida como la competente en Colombia para conocer sobre las posibles sanciones e inhabilidades a personas jurídicas o sucursales de sociedades extranjeras con domicilio en Colombia presuntamente responsables de soborno transnacional, o si dichas actuaciones deben ser asumidas por la entidad contratante”.

Odebrecht participa en Colombia en Ruta del Sol Sector 2, Asociación Público-Privada Recuperación Navegabilidad del Río Magdalena y Transversal de Boyacá Fase 2. Así las cosas, el Gobierno procederá a “revisar las garantías de los contratos suscritos entre las entidades del sector transporte y las empresas en las que es inversionista el grupo empresarial Odebrech”.

Y aunque no hay ninguna investigación en Colombia por actos de corrupción con dicho grupo empresarial, el ministerio de Transporte dejó claro que “mantendremos el monitoreo constante sobre el avance de estos contratos, con el fin de que esta situación no afecte el patrimonio público”.

La empresa en Colombia, por ahora, no se va a pronunciar al respecto. Lo que se sabe es que sus representantes están esperando indicaciones de los abogados que están en Brasil atendiendo directamente el escándalo.

 

Temas relacionados