OPEP+ encuentra el camino hacia un acuerdo de producción de petróleo

Noticias destacadas de Economía

El grupo acordó aliviar suavemente los recortes de producción el próximo año. La decisión no es el resultado que se esperaba, pero tampoco es el más malo. Y, de fondo, expone fracturas en el cartel. Se requerirán más negociaciones para acciones más duraderas.

Después de cinco días de conversaciones difíciles, que expusieron nuevas divisiones entre los principales miembros, la OPEP+ acordó aliviar suavemente los recortes de producción el próximo año. El acuerdo parece satisfacer al mercado petrolero y a la mayoría de los miembros del cartel, pero ha puesto bajo presión la unidad del grupo y apunta a tiempos difíciles por delante.

El ministro de Energía saudí, el príncipe Abdulaziz bin Salman, líder de facto del grupo junto con su homólogo ruso, fue franco y señaló que no fue fácil alcanzar el acuerdo.

“Es muy intenso, es muy agotador”, dijo el príncipe Abdulaziz a los medios tras la reunión del jueves. “Si quiere trabajar con 23 países, debe recibir bien la idea de flexibilidad”.

Pese a las alusiones al cansancio, el príncipe acaba de comprometerse a un calendario aún más agotador de reuniones entre la Organización de Países Exportadores de Petróleo y sus aliados, que definirán la trayectoria de los precios del crudo en los próximos meses.

Después de que surgieran diferencias entre Arabia Saudita y Emiratos Árabes Unidos, el cartel no pudo ponerse de acuerdo sobre lo que muchos habían esperado antes de esta semana: un aplazamiento de tres meses en el aumento de la producción, previsto para enero. En cambio, los ministros decidieron agregar una producción de 500 mil barriles al día al mercado el próximo mes y después celebrar reuniones mensuales para decidir las medidas posteriores.

El acuerdo podría resultar en un incremento de un máximo de dos millones de barriles diarios en el mercado, pero los ministros también pueden decidir recortar la producción nuevamente si es necesario, dijo el viceprimer ministro de Rusia, Alexander Novak. El cambio máximo en un mes será de 500 mil barriles por día hacia arriba o hacia abajo.

Después de las prolongadas negociaciones de esta semana, no es “el escenario de pesadilla que temía el mercado, pero no es lo que realmente se esperaba hace semanas”, dijo Paola Rodríguez-Masiu, analista sénior de Rystad Energy AS. “El hecho de que los niveles de producción de febrero aún estén en discusión genera más incertidumbre para las próximas reuniones de la OPEP+”.

En respuesta a la incertidumbre

El nuevo acuerdo no es tan concluyente como esperaban muchos observadores de la OPEP, pero podría ser una respuesta racional a la tremenda incertidumbre en los mercados de energía.

La OPEP+ acaba de salir de un período de turbulencia histórica. Rescató el mercado del petróleo a principios de este año de una caída sin precedentes, reduciendo la producción en 9,7 millones de barriles al día a medida que la pandemia sofocaba la demanda.

El cartel devolvió dos millones de barriles por día de esa producción al mercado en agosto y debía agregar un volumen similar el próximo mes. Sin embargo, varios miembros del grupo estaban preocupados por la fragilidad del mercado para absorber esos barriles adicionales.

Si bien un avance en las vacunas para combatir el coronavirus estimuló un repunte en los precios del petróleo, el aumento de las infecciones ha desencadenado una nueva ola de cierres y asestado un nuevo golpe al consumo de combustible. El cartel y la industria en general han rebajado sus perspectivas para 2021, con una imagen que está fuertemente polarizada entre la recuperación en Asia y el estancamiento en Europa.

El aumento de la producción de enero, que es solo una cuarta parte de lo que habría ocurrido según el acuerdo anterior de la OPEP+, probablemente mantendrá el petróleo en déficit durante el primer trimestre, según cálculos de Bloomberg basados en datos de la OPEP.

Si el grupo hubiera seguido adelante con el incremento de la oferta, los economistas del cartel habrían calculado que el mercado entraría en un superávit, lo que podría socavar el reciente repunte de los precios.

“Es una decisión sabia”, dijo el ministro de Petróleo de Irán, Bijan Namdar Zanganeh, al servicio estatal de noticias Shana después de que concluyeran las conversaciones. “Estas reuniones mensuales pueden ayudar a preservar la estabilidad en el mercado” y los suministros adicionales que llegarán en enero no tendrán un gran impacto, señaló.

Comparte en redes: