Optimismo por decisión de Moody’s sobre Madrid

La agencia de calificación de riesgo detuvo los análisis financieros negativos de España, disparando las acciones de sus bancos principales.

 Recientemente la decisión de Standard &  Poor’s sobre la nota de deuda española puso a tambalear  los mercados.  / EFE
Recientemente la decisión de Standard & Poor’s sobre la nota de deuda española puso a tambalear los mercados. / EFE

Las acciones de España aumentaron por la decisión sorpresa por parte de Moody´s de detener una reducción a la calificación crediticia de España.

A causa de la noticia, el Ibex 35 aumentó 2,4% para llegar a 8.128,2, y extendió un aumento de 3,4% que se había dado durante la sesión anterior. Esto porque según los informes, España está más cerca que nunca de solicitar un rescate soberano.

Bankia, la entidad que está en el corazón de la crisis bancaria de España, fue el que más se benefició de la serie de noticias positivas. Sus acciones se dispararon 18,9%, para llegar a 1,24 euros. BBVA aumentó 5,6% para llegar a 6,66 euros y Santander aumentó 3,8% para llegar a 6,13 euros.

“España iba a ser la historia clave de octubre y las noticias positivas comienzan a ser más que las negativas por ahora, aunque con muchos obstáculos por delante en el corto y largo plazo”, dijo Jim Reid, estratega de Deutsche Bank.

Las ganancias corporativas fueron algunas de las más importantes del FTSE Eurofirst 300, que aumentó 0,5% para llegar a 1.118,62.

Entretanto, Grecia ha llegado a un acuerdo con los acreedores internacionales en torno a la mayoría de las medidas que acompañan a un nuevo paquete de recortes al gasto e incrementos tributarios por 13.800 millones de euros; aunque las esperanzas de poder presentar un acuerdo a los acreedores de la Unión Europea para la cumbre de hoy se frustraron por desacuerdos en torno a reformas en el mercado laboral.

Yannis Stournaras, ministro de Finanzas griego, le dijo al Financial Times ayer que esperaba que las diferencias en torno a los temas laborales y los recortes en la contratación de los trabajadores públicos, se resolvieran durante las conversaciones de la próxima semana con los líderes de la “troika” (la Comisión Europea, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional).

“Estamos de acuerdo en casi todos los temas... Lo que falta es llegar a un compromiso en torno a las reformas laborales y los trabajadores de la rama pública, luego de concluir las medidas para reformar los mercados de productos y servicios para reducir los precios”, dijo Stournaras.

Esto despejaría el camino para que los ministros de finanzas de la Eurozona y del FMI aprueben un desembolso de 31.200 euros millones, que hace parte del último préstamo de rescate, y que debe pagarse para mediados de noviembre.

 

Temas relacionados

 

últimas noticias