Oscuras fortunas ocupan uno de los edificios más caros de Nueva York

Se trata del Time Warner Center.

Fortunas de oscuros orígenes controlan buena parte del Time Warner Center, uno de los complejos inmobiliarios más exclusivos de Nueva York, según una investigación publicada por el diario The New York Times (NYT).

Junto a millonarios estadounidenses, entre los propietarios de apartamentos en estas dos torres situadas junto a Central Park aparece un buen número de ciudadanos extranjeros, de los que al menos 16 han sido investigados por las autoridades de distintos países, cuatro de ellos han sido arrestados y otros cuatro castigados con multas.

Los supuestos delitos, según el periódico, van desde casos de fraude a violaciones medioambientales y de normas de vivienda.

The New York Times ha trabajado durante más de un año para revelar las identidades de los propietarios de este complejo, que en la mayor parte de los casos lo son a través de opacas sociedades.

Entre los dueños de viviendas en el Times Warner Center figuran, por ejemplo, el exsenador ruso y banquero Vitaly Malkin, quien tiene prohibida su entrada en Canadá por sus supuestos vínculos con el crimen organizado, según el diario.

A través de una compañía, Malkin compró en 2010 una unidad en el piso 74 del complejo por más de 15 millones de dólares.

El pasado otoño, también utilizando una "empresa fantasma", el empresario griego Dimitrios Contominas pagó 21,4 millones de dólares por otro apartamento. Contominas fue arrestado hace un año en una operación contra la corrupción en su país, apunta The New York Times.

También tiene dos unidades en el edificio el magnate Anil Agarwal, cuya empresa minera fue multada por contaminar un río en Zambia y que fue condenado por violar los derechos de una tribu indígena en la India.

Entre los propietarios también estuvo el exgobernador del departamento colombiano de Cundinamarca Pablo Ardila, que compró un apartamento por 4 millones de dólares y lo vendió con un beneficio de 2 millones después de haber sido detenido en 2007 por un caso de extorsión masiva a obreros, según The New York Times.

El periódico pone el Times Warner Center como ejemplo de la cada vez más frecuente compra de propiedades de lujo en Nueva York por parte de millonarios extranjeros que no residen en la ciudad y cuyas adquisiciones no trascienden en muchos casos al hacerse a través de "sociedades fantasma" permitidas por la legislación estadounidense.

En la mayor parte de los casos, tampoco se hacen preguntas sobre la procedencia de esas grandes sumas de dinero debido a varios agujeros en las leyes, denuncia NYT.

Entre los propietarios identificados por el diario en el Time Warner Center figuran al menos 17 multimillonarios que aparecen en la lista anual de los más ricos del mundo que elabora la revista Forbes y celebridades como los cantantes Ricky Martin y Jimmy Buffett o el jugador de fútbol americano Tom Brady.