Pacific, la adquisición petrolera más riesgosa

La baja se produce cuando O’Hara redobla los esfuerzos para impedir la compra por parte de Alfa argumentando que el precio de la compañía es superior al que ofrece la mexicana, US$6,50 canadienses por acción.

Un grupo inversor bajo la bandera de O’Hara y sus socios, amenaza con ejercer los llamados derechos de disenso sobre la operación de venta de Pacific Rubiales. Gustavo Torrijos - El Espectador

El precio de la acción de Pacific Rubiales Energy Corp. muestra que su absorción presenta el riesgo más grande de fracasar entre las grandes transacciones petroleras. Un integrante del grupo oferente indicó que ello se debe a que la empresa no planea renunciar a una condición que podría impedir la oferta.

El mayor accionista de la petrolera colombiana, un grupo inversor bajo la bandera de O’Hara y sus socios, amenaza con ejercer los llamados derechos de disenso. Eso incumple con la condición de que lo hagan los tenedores de no más del 5%.

Si bien Pacific Rubiales dice que los aspirantes a compradores Alfa SAB y Harbour Energy Ltd. pueden renunciar a la condición de los derechos de disenso, las acciones cayeron 9,7% en las últimas dos semanas. Eso llevó la diferencia con el precio comprador a 14%, la prima más grande entre ocho adquisiciones petroleras propuestas y pendientes de US$1.000 millones como mínimo, de acuerdo con los datos que reunió Bloomberg.

“¿Por qué cree que el precio de la acción está tan por debajo del precio de oferta?”, preguntó el presidente de EIG Global Energy, Partners Bill Sonneborn, al responder un cuestionario por correo electrónico. “Si planeáramos dar una exención, eso no ocurriría, ¿correcto?”

EIG, firma de capital riesgo que formó Harbour el año pasado junto con Noble Group Ltd., actúa como su administradora y supervisa las adquisiciones de activos. Sonneborn no dio más detalles. Alfa no accedió a formular declaraciones.

“Causar problemas”

Tras anunciar que estaba en conversaciones por una toma de control el mes pasado, Pacific Rubiales subió hasta los US$6,29canadienses, sólo 21 centavos por debajo del precio de oferta de US$6,50 canadienses. El cierre del viernes a US$5,68 canadienses llevó la brecha a 82 centavos. La baja se produce cuando O’Hara redobla los esfuerzos para impedir la transacción con el argumento de que subvalúa a la compañía. O’Hara y sus socios, encabezados por el inversor de Caracas Alejandro Betancourt, controlan poco menos del 20% de Pacific Rubiales.

“No hay suficiente claridad sobre la operación”, dijo telefónicamente el analista de Paradigm Capital Ian Macqueen desde Calgary el viernes. “Los venezolanos están causando problemas y la mayor incertidumbre es por qué Harbour querría hacerlo”.

O’Hara Administration Co., como se conoce formalmente la firma, y sus socios aumentaron rápidamente su participación en Pacific Rubiales antes del anuncio de la absorción.

El asesor letrado de Pacific Rubiales Peter Volk dijo al responder preguntas por correo electrónico que O’Hara y el grupo que representa “parecen ser inversores oportunistas que compraron su participación en forma muy reciente y no representan los mejores intereses de los accionistas minoritarios”.

El directorio negoció el precio de oferta llevándolo al extremo de una banda de valuación independiente, explicó Volk.

O’Hara contrató a Lazard Asesores Financieros S.A. para convencer a los accionistas de Pacific de rechazar la oferta de toma de control y captar financiamiento que pueda usarse para una contraoferta, dijo el portavoz Orlando Alvarado el 27 de mayo.

Temas relacionados